Redacción BLes– La presidente de la República de China (nombre oficial de Taiwán), Tsai Ing-wen anunció que abrirá las importaciones de ganado vacuno y de cerdo desde Estados Unidos. 

“Esta decisión se basa en nuestros intereses económicos nacionales y es coherente con nuestros objetivos estratégicos generales para el futuro”, anunció Tsai desde la Oficina Presidencial el 29 de agosto, según The Diplomat. 

“Confío en que si podemos dar este paso clave con respecto a los temas de carne de vacuna y de cerdo de EE.UU. será un importante punto de partida para una cooperación económica más amplia entre Taiwán y EE.UU.”, dijo Tsai, quien confía en firmar un acuerdo comercial bilateral (BTA, por la sigla en inglés) entre los EE.UU. y Taiwán.

Más aún, Tsai busca incentivar también sus relaciones comerciales internacionales.

Por lo que declaró: “La economía de Taiwán se encuentra ahora en un punto de inflexión histórico”, y agregó: 

“La disputa comercial entre Estados Unidos y China y la actual pandemia han traído cambios estructurales a la economía mundial y han acelerado y expandido el reajuste de las cadenas de suministro mundiales”, de acuerdo con Washington Examiner. 

La noticia fue bien recibida por el secretario de Estado Mike Pompeo, quien respondió el mismo día en que Tsai anunció el fin de la restricción, aludiendo a la dinamización de la economía de su país. 

“Esperamos con interés la oportuna aplicación de estas acciones que proporcionará un mayor acceso a los agricultores de EE.UU. a uno de los mercados más vibrantes de Asia oriental, y para los consumidores de Taiwán a los productos agrícolas de alta calidad de EE.UU.”, dijo Pompeo.

La comercialización de carnes desde Estados Unidos estaba restringida por la presencia residual de sustancias químicas que fueron rechazadas en el pasado. Tsai aseguró que su decisión se ajustaba a las normas internacionales sobre estos residuos.

En medio de las crecientes tensiones con el Partido Comunista de China, que reclama el territorio taiwanés como suyo, el fortalecimiento de las relaciones entre las dos naciones no fue bien recibido.

“Nuestra posición es consistente y clara: Nos oponemos firmemente a los lazos militares y a la cooperación entre los EE.UU. y la región de Taiwán”, declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino Zhao Lijian, de acuerdo con Washington Examiner. 

Por otro lado, Tsai señaló que su administración protegía simultáneamente a los criadores de cerdos de su país, creando un fondo de 340 millones de dólares para ayudar al sector, dijo un portavoz, de acuerdo con Taiwan News. 

Jose Hermosa – BLes.com