Redacción BLesEl régimen comunista chino envió hacia el Estrecho de Taiwán una patrulla de preparación para el combate, durante la visita sorpresa efectuada por una delegación de cuatro senadores y dos representantes estadounidenses a la isla. 

En medio de las crecientes tensiones generadas por las maniobras que hacen prever la invasión del Partido Comunista de China (PCCh) a Taiwán, el Ministerio de Defensa del régimen condenó la visita de los legisladores, de acuerdo con Swissinfo.ch del 9 de noviembre. 

En este sentido, el Ministerio de Defensa expresó su rechazo de la visita diciendo: “Nos oponemos firmemente y condenamos enérgicamente esto”, mientras que un portavoz del ejército mencionaba en un informe la patrulla realizada.

Según el comunicado, la patrulla fue motivada por las palabras y acciones “gravemente erróneas” de “países relevantes” sobre la cuestión de Taiwán y por las actividades de las fuerzas independentistas en Taiwán.

Y agregó: “Instamos a EE. UU. a que detenga inmediatamente sus movimientos provocadores y todas las acciones destructivas que aumentan las tensiones en el Estrecho de Taiwán, y a que no envíe una señal equivocada a las fuerzas ‘independentistas’ de Taiwán”.

Entre los visitantes se encuentran los senadores republicanos John Cornyn, de Texas, y Mike Crapo, de Idaho, quienes impulsaron junto con otros legisladores la semana pasada el proyecto de “Ley de Disuasión de Taiwán”.

Este proyecto permitiría financiar condicionalmente con 2.000 millones de dólares al año la actividad militar extranjera para Taiwán. 

Durante este año otros dos grupos de legisladores y altos funcionarios estadounidenses visitaron a Taiwán, desafiando las pretensiones aislacionistas del PCCh para la isla, que reclama como perteneciente al territorio continental. 

Beijing ha advertido repetidamente a Washington que no envíe funcionarios ni mantenga contactos formales con Taiwán.

Las agresiones del PCCh contra Taiwán han aumentado significativamente. Un informe del ejército de Taiwán del 9 de noviembre señaló que los aviones de guerra provenientes del continente realizaron 554 “intrusiones” en la zona de identificación de defensa aérea del suroeste de la isla durante el último año. 

Las relaciones entre los dos territorios se han deteriorado desde que la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, del Partido Democrático Progresista de tendencia independentista, fue elegida presidenta en 2016 y se negó a aceptar el principio de una sola China que busca el PCCh.

Tsai prometió no ceder ante las crecientes amenazas militares de China, diciendo: “Nosotros… no actuaremos precipitadamente, pero no hay que hacerse ninguna ilusión de que el pueblo taiwanés vaya a ceder a las presiones”, durante su discurso del 9 de octubre frente a la oficina presidencial en la capital de Taiwán, Taipei.

“Esto se debe a que el camino que China trazó no ofrece ni un modo de vida libre y democrático para Taiwán, ni la soberanía para nuestros 23 millones de habitantes”, informó RFI.

En el Día Nacional de Taiwán, sus palabras se produjeron después de que el secretario general del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping, instara a la “unificación” de la isla democrática con China una vez más.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.