Redacción BLesLos ciudadanos suecos han sufrido más de 31.800 reacciones adversas causadas por las vacunas contra el virus PCCh (Partido Comunista de China) en solo unos meses, estableciendo un récord sobre los últimos 4 años, informó la Agencia de Productos Médicos de Suecia.

Peor aún, una funcionaria de la Agencia, Ebba Hallberg, sospecha que podría haber un intento por disminuir la presentación de las cifras reales de afectados, y solo se estarían notificando los casos más “graves”, señaló el medio Zerohedge citando a SVT Nyhether el 18 de mayo. 

Asimismo llama la atención que aunque Suecia ofrece las tres vacunas, Moderna, Pfizer y AstraZeneca, sean las de esta última farmacéutica las que superan los casos de reacciones secundarias en el porcentaje más alto. 

Así, el 63% de los casos adversos informados se debieron a la vacuna Vaxzevria, de AstraZeneca, cifra que resulta aún más desproporcionada teniendo en cuenta que representan el 26% del total de cerca de 2,7 millones de vacunas inyectadas en Suecia. 

De hecho, Suecia había suspendido temporalmente el uso de estos medicamentos experimentales, porque estaban generando coagulación sanguínea anormal en los receptores.

Pero luego de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por la sigla en inglés) la sometiera a exámenes e insistiera en que la vacuna era segura se volvió a utilizar. 

Para los ciudadanos los miles de muertes y el número mucho mayor de casos adversos causados por las vacunas, generan dudas e indecisión con respecto a si dejársela aplicar o no, y un alto porcentaje de la población opta por no hacerlo. 

También hay mucha información oficial en circulación que aumenta las sospechas sobre la conveniencia de tomar ese tratamiento, por ejemplo.

 El Departamento de Salud Pública de Connecticut publicó la lista de ingredientes de la vacuna Moderna COVID y esa hoja de datos confirma que contiene la sustancia química “SM-102”.

De acuerdo con la descripción del producto el fabricante, Cayman Chem, advierte: “Este producto no es para uso humano o veterinario”, al referirse a SM-102. 

“El SM-102 es un lípido amino ionizable que se ha utilizado en combinación con otros lípidos en la formación de nanopartículas lipídicas”, describe.

Y agrega: “1 La administración de ARNm de luciferasa en nanopartículas lipídicas que contienen SM-102 induce la expresión de luciferasa hepática en ratones. Las formulaciones que contienen SM-102 se han utilizado en el desarrollo de nanopartículas lipídicas para la administración de vacunas basadas en ARNm”.

Le recomendamos: A IMAGEN y SEMEJANZA de TRUMP – Así se preparan los REPUBLICANOS para VOLVER a la CASA BLANCA

Ad will display in 09 seconds

En este sentido, el usuario de Twitter @McDaddy99 presenta sus argumentos lógicos y cuestiona la necesidad de tomar la vacuna en uno de sus mensajes. 

“Genial, aquí hay una pregunta, ¿por qué debería vacunarme cuando he atendido a 150 clientes todos los días desde 2020, nunca he estado enfermo, observé cómo Suecia, Dakota del Sur y Florida demostraron que el bloqueo no funciona, y he visto que el virus tiene una alta tasa de supervivencia? ¿Fuiste testigo de la toma de nuestros derechos y viste la muerte en los Vaers [efectos adversos]?”, argumentó.

Una de las respuestas enviadas a @McDaddy99 por el internauta @Took415 comenta que de acuerdo con Harvard los efectos secundarios son ‘solo’ del 1%, no obstante, los datos oficiales de Suecia superan ese porcentaje, y se sospecha que sean muchos más. 

“Todavía no sabes cuál es el perfil de seguridad. Los ensayos clínicos que se llevaron a cabo hasta 2022-23 y el estudio de Harvard encontraron que los VAERS informados eran solo del 1%”, escribió @Took415.

 

José Hermosa – BLes.com