Submarinos nucleares rusos zarparon para ejercicios en el Mar de Barents y lanzadores móviles de misiles se desplazaban por bosques nevados en Siberia el martes.

El presidente Vladimir Putin ordenó que las fuerzas nucleares del país fuesen colocadas en alerta elevada debido a las tensiones con Occidente sobre la invasión a Ucrania.

La Flota del Norte de Rusia dijo en una declaración que varios de sus submarines nucleares participaban en unos ejercicios diseñados para “entrenar maniobras en condiciones de tormenta”, reportó DiariolasAmericas.

Dijo que varios barcos que protegen la península de Kola, donde hay varias bases navales, participarían en los simulacros.

En la región oriental de Irkutsk, en Siberia, unidades de las Fuerzas de Misiles Estratégicos dispersaron lanzadores de misiles balísticos en bosques para practicar despliegues secretos, dijo el Ministerio de Defensa en una declaración.

Las fuerzas armadas de Rusia no dijeron si las maniobras estaban vinculadas con la orden de Putin el domingo de colocar en alerta las fuerzas nucleares, en medio de la guerra en Ucrania.

Tampoco estaba claro si los ejercicios representaban un cambio en las actividades normales de entrenamiento nuclear del país o son una pose.

El decreto de Putin se aplica a todas las partes de la triada nuclear rusa, que al igual que la de Estados Unidos está formada por submarinos nucleares armados con misiles balísticos intercontinentales, misiles balísticos terrestres con ojivas nucleares y bombarderos estratégicos con capacidad nuclear.

Estados Unidos y Rusia tienen los dos mayores arsenales nucleares en el mundo, por amplio margen.

Estados Unidos dijo que el paso de Putin escala innecesariamente un conflicto ya peligroso, pero hasta ahora no ha anunciado cambios en su nivel de alerta nuclear, en parte por lo que la orden rusa significa en términos prácticos.

Rusia y Estados Unidos tienen segmentos de sus fuerzas nucleares estratégicas en submarinos y en tierra en alerta y preparados para combate todo el tiempo, pero los bombarderos estratégicos y otras aeronaves con capacidad nuclear no lo están.

Si una de las partes elevase el nivel de alerta de los bombarderos u ordenase más submarinos con misiles balísticos a alta mar, eso causaría la alarma.

Invasión de Ucrania

La invasión rusa de Ucrania es un episodio bélico a gran escala que comenzó el 24 de febrero de 2022, que forma parte de la guerra ruso-ucraniana comenzada en 2014.

Algunas fuentes sostienen que es el mayor ataque militar convencional en suelo europeo desde las guerras yugoslavas, o incluso desde la Segunda Guerra Mundial,54​55​ y ha sido comparada con la guerra de Estados Unidos contra Afganistán, finalizada pocos meses antes.

La invasión estuvo precedida por una acumulación militar rusa que comenzó a principios de 2021, durante la cual el presidente de Rusia Vladímir Putin, criticó la ampliación de la OTAN posterior a 1997 por considerarla una amenaza para la seguridad de su país y exigió que se cumplieran los acuerdos entre James Baker y Mijail Gorbachov de 1989, que habían establecido que no se extendería hacia el Este.

A pesar de las acumulaciones militares, los funcionarios rusos desde mediados de noviembre de 2021 hasta el 20 de febrero de 2022 negaron repetidamente que Rusia tuviera planes de invadir Ucrania.

El 21 de febrero de 2022, Rusia reconoció la independencia de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, dos estados autoproclamados independientes en la región de Dombás en el este de Ucrania, y envió tropas a esos territorios.

Al día siguiente, el Consejo de la Federación de Rusia autorizó por unanimidad a Putin a utilizar la fuerza militar fuera de las fronteras de Rusia.

El ataque se inició tras varios meses de tensión diplomática por la concentración de aproximadamente 190 000 soldados rusos en las fronteras de Ucrania que empezó a finales de 2021.

Fuente: Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.