El director está trabajando en un documental sobre la guerra en el Donbás.

El actor estadounidense Steven Seagal ha viajado hasta un campo de prisioneros ruso en la ciudad de Olenivka, en Ucrania, para mostrar su apoyo al presidente de Rusia, Vladímir Putin, pese a que tenía prohibida la entrada en el país desde 2017.

Al intérprete se le ha podido ver en un centro de detención preventiva donde habían sido encarcelados soldados ucranianos y en el que, después de estallar una bomba el pasado 29 de julio, fallecieron 53 de estos prisioneros.

Varios medios internacionales han difundido fotografías del director observando los restos que dejó la explosión. “Zelensky estuvo implicado en crímenes contra la humanidad”, declaró recientemente el artista, que piensa lanzar un documental sobre la guerra en el Dombás.

El actual jefe de estado de la República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, se reunió con el intérprete y contó a la prensa: “En la reunión, Stephen señaló que el 98% de los que hablan sobre el conflicto en los medios nunca han estado aquí. Por lo tanto, el mundo no sabe la verdad”.

No obstante, esta no es la primera vez que Seagal se pone del lado de Putin. En 2016, el político le concedió la nacionalidad rusa al estar a favor de la anexión de Crimea por parte del país ruso. Un año después, el territorio ucraniano le prohibió la entrada al actor durante cinco años. En 2018 comenzó a servir al Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia como representante especial.

Seagal llegó a decir que Putin no es únicamente “uno de los mayores líderes mundiales, sino el mejor que queda vivo en la actualidad”.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.