Redacción BLes – El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, golpeado por la crisis le pide al régimen chino que reestructure la deuda millonaria que contrajo su país con China en el marco del megaproyecto de infraestructura La Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés), mediante el cual el régimen otorga préstamos usureros a tasas impagables a países de bajos recursos. 

En la última década, China prestó a Sri Lanka más de $ 5 mil millones, lo que representa aproximadamente el 10 % de la deuda externa total del país, para proyectos que incluyen carreteras, un aeropuerto y puertos. 

Gotabaya Rajapaksa hizo la solicitud el pasado domingo 9 de enero, durante una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en momentos en que Sri Lanka vive un colapso económico sin precedentes.

“El presidente señaló que sería un gran alivio para el país si se pudiera prestar atención a la reestructuración de los pagos de la deuda como solución a la crisis económica que ha surgido ante la pandemia del Covid-19 [coronavirus chino]”, dijo la oficina de Rajapaksa después de su reunión con Wang.

Según indicó Reuters, Rajapaksa también solicitó a China que proporcione “términos favorables” para sus exportaciones a Sri Lanka, que ascendieron a unos 3.500 millones de dólares en 2020, según el comunicado, pero no dio más detalles al respecto.

Trascendió además este miércoles, que Sri Lanka descartó un rescate del FMI y que planea buscar otro préstamo de China para abordar la crisis económica. 

“El FMI no es una varita mágica”, dijo en una conferencia de prensa en Colombo el jefe del banco central, Ajith Nivard Cabraal. “En este punto, las otras alternativas son mejores”, agregó, rechazando los llamados de economistas locales e internacionales para buscar un rescate del organismo internacional.

Sri Lanka se ha beneficiado de miles de millones de dólares en préstamos bajo el BRI, en lo que muchos denominan “la trampa de la deuda”, pero ahora la nación isleña se encuentra en medio de una crisis cambiaria que la coloca al borde del incumplimiento, según los analistas.

“China siempre ha ayudado a Sri Lanka a desarrollar su economía lo mejor que puede”, dijo el lunes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, en una sesión informativa diaria en Beijing. “Seguiremos haciéndolo en el futuro”.

Pero Sri Lanka tiene antecedentes devastadores por un préstamo del régimen chino y sigue sin aprender la lección. En diciembre de 2017, perdió el puerto marítimo de Hambantota por no pagar uno de sus préstamos a un banco chino.

La iniciativa de la franja y la ruta comenzó en 2013 como un proyecto del PCCh para comunicar China directamente con Europa, pero luego se extendió a Sudamérica y África. Y es un método estratégico utilizado por el régimen para apropiarse de los bienes de otros países e incrementar su poderío. 

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.