BERLÍN (Reuters) – Los socialdemócratas alemanes (SPD) están dispuestos a conversar con otros partidos y a romper el bloqueo político que se generó luego que fracasaron las negociaciones de la canciller alemana para formar un nuevo gobierno de coalición, dijo el viernes un miembro de alto rango del partido de centroizquierda.

La decisión del SPD, que dijo que pasaría a la oposición tras sufrir en septiembre su peor resultado electoral desde el periodo de posguerra, reduce las probabilidades de tener que realizar nuevas elecciones, que podrían afectar política y económicamente a la potencia europea.

“El SPD no dirá que no a las conversaciones”, dijo el secretario general del SPD Hubertus Heil a periodistas tras horas de discusiones entre los líderes del partido.

Heil no precisó con cuáles partidos negociarían los socialdemócratas, ni si su objetivo es entrar en una coalición de gobierno o simplemente dar apoyo parlamentario a un gobierno en minoría encabezado por la canciller Angela Merkel.

Tras las elecciones de septiembre, el SPD se ha visto presionado a cambiar su posición y renovar una “gran coalición” con la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel y su socio bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU).

El SPD ha gobernado en una coalición encabezada por Merkel desde 2013. Pero el líder del partido, Martin Schulz, dijo que la formación debe escuchar la voluntad del pueblo y pasar a la oposición.

Merkel afronta la mayor crisis de su carrera ya que los esfuerzos por forjar una coalición a tres bandas con los liberal-demócratas (FDP) y Los Verdes fracasó el pasado fin de semana. Esto planteó el temor en toda Europa de una prolongada incertidumbre en la cuarta mayor economía del mundo.