Redacción BLesLa República de las Seychelles, el país con el mayor porcentaje de población vacunada contra el virus PCCh (Partido Comunista de China) del mundo, el 62,2%, impuso de nuevo las severas restricciones del año pasado, dando lugar a serias dudas sobre la efectividad de las vacunas actuales. 

“A pesar de todos los esfuerzos excepcionales que estamos haciendo, la situación de Covid-19 [virus PCCh] en nuestro país es crítica en este momento con muchos casos diarios reportados la semana pasada”, explicó Peggy Vidot, la ministra de salud de la nación, en una conferencia de prensa el martes, según Bloomberg del 4 de mayo. 

De este modo se decretó el cierre de las escuelas, la cancelación de las actividades deportivas, la prohibición de mezclar los hogares y el cierre anticipado de los bares durante dos semanas ante el aumento de las infecciones.

Seychelles es un archipiélago de 115 islas en el océano Índico, frente a África Oriental. Dispone de varias playas, arrecifes de coral y reservas naturales, además de animales exóticos, lo que lo hace muy atractivo para los turistas, de quienes obtiene la mayor parte de sus divisas. 

Por eso también emprendió en enero una de las campañas de vacunación más efectivas del mundo, facilitada por el hecho de que sus habitantes son tan solo 98.000. Para esto utilizó vacunas chinas de los Emiratos Árabes Unidos, para empezar. 

Tras alcanzar el 12 de abril el 59% de las dosis aplicadas de la marca Sinopharm, utilizó las de marca Covishield, una versión de la vacuna de AstraZeneca Plc fabricada bajo licencia en India, informó Bloomberg. 

El archipiélago tenía programado alcanzar la inmunidad colectiva en poco tiempo, que se supone alcanzada luego de vacunar al 70% de la población, pero no son coherentes las predicciones con los hechos.  

“Siempre habrá un riesgo continuado de Covid… hasta que y a menos que el resto del mundo pueda ponerse al día también”, dijo el Dr. Sanjeev Pugazhendi, que trabaja con el Ministerio de Sanidad del gobierno.

Le recomendamos: El día que Putin ENFRENTÓ a los medios PROGRESISTAS que enarbolaban a Greta Thunberg

Ad will display in 09 seconds

En realidad las contradicciones derivadas de las campañas de vacunación han arrojado resultados incoherentes en todo el mundo y con todas las marcas. 

Por un lado las reacciones adversas son muy elevadas, entre ellas la peor de todas es la muerte, ya ha causado decenas de miles de muertos. 

Por otro lado, la vacunación no impide que las personas vacunadas sigan siendo susceptibles de infectarse nuevamente, y más aún, podrían convertirse en una amenaza para quienes las rodean. 

Un documento de la compañía farmacéutica Pfizer recientemente desenterrado por medios alternativos, establece un protocolo de seguridad para el periodo de prueba de la vacuna contra el virus PCCh.

 Uno de sus enunciados indica que las personas vacunadas podrían causar ‘acontecimientos adversos graves’ a personas no vacunadas simplemente por respirar cerca o por tocarlas.

El extenso documento de 146 páginas fue diseñado como un “estudio para evaluar la seguridad, la tolerabilidad, la inmunogenicidad y la eficacia de las vacunas de ARN contra COVID-19 en personas sanas” tiene fecha de noviembre de 2020.

En este informe se explica que un evento adverso (AE por sus siglas en inglés) o un evento adverso grave (SAE) pueden darse bajo los siguientes escenarios:

La exposición directa o indirecta durante el embarazo, la lactancia o la exposición laboral. Cuando una mujer embarazada toca la piel o inhala el aire de una persona vacunada o cuando su pareja toca la piel o inhala el aire de una persona vacunada y luego tiene contacto con ella, se consideran “expuestas” y en riesgo.

José Hermosa – BLes.com