Redacción BLes – Decenas de mujeres afganas se alzaron en protestas en las calles de Kabul el martes por el cierre de las escuelas para niñas y acusaron a la comunidad internacional y particularmente a la ONU, por su inacción frente a las violaciones de los derechos humanos que suceden en Afganistán, acorde a lo que informó Breitbart. 

A pesar de que las mujeres afganas han sido reprimidas por las protestas que vienen llevando a cabo sistemáticamente desde que los terroristas talibanes tomaron el poder, persistieron con las medidas, participando activamente en asambleas, levantando carteles y coreando consignas sobre sus reclamos. 

Una protesta similar la semana pasada, frente al Ministerio de Educación afgano en Kabul, que exigía específicamente el regreso de las niñas a las escuelas, había terminado con unas 20 mujeres agredidas por los talibanes.

Según dijo Khaama Press, “Testigos presenciales dicen que los combatientes talibanes que vigilaban la manifestación golpearon a un periodista extranjero y a dos locales después de que se dispersaran”.

“Hoy, la mitad de la población de Afganistán ha sido eliminada. Estamos privados de nuestros derechos”, dijo una de las manifestantes, llamada Marjan Amiri, durante la última protesta. 

Los terroristas talibanes tomaron el poder por la fuerza el 15 de agosto después de que el entonces presidente Ashraf Ghani huyera del país, y una de las primeras acciones que llevaron a cabo fue cerrar las escuelas y no permitir la educación de las mujeres, además de confinarlas en sus casas y prohibirles que salgan y que trabajen. 

“Estamos pidiendo a las mujeres que se queden en casa en este momento”, dijo el portavoz terrorista Zabihullah Mujahid, poco antes de la toma del poder por la fuerza en Kabul durante una conferencia de prensa. “Hay preocupaciones de seguridad y una vez que lo tengamos bajo control, nuestras hermanas podrán regresar al trabajo”, agregó, sugiriendo que debían darles tiempo al grupo para enseñar a sus miembros “cómo tratar con las mujeres”.

La protesta del martes se centró en un mensaje a las Naciones Unidas, a quienes las mujeres afganas les exigieron que escuchen la voz de las mujeres y que actúen para defender los derechos. 

Reunidas en la sede de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas (UNAMA) en Kabul, las mujeres corearon “el derecho a la educación, el derecho al trabajo, son los derechos fundamentales de la mujer” y “la historia se avergonzará del silencio de la ONU”.

Respecto de esto, según informó el medio Tolo News, Zarqa Yaftali, activista por los derechos de las mujeres dijo,  “Si la comunidad internacional hace comentarios y toma medidas, puede eliminar las limitaciones contra las mujeres en el ejercicio de sus derechos básicos”.

Acorde a lo que indicó Breitbart, un alto funcionario de UNICEF, uno de los brazos de la ONU, dijo en agosto que estaba “bastante optimista” de que los talibanes permitan que las niñas asistan a la escuela y dijo que UNICEF “no había tenido un solo problema con los talibanes”.

Por otra parte, las mujeres durante la protesta argumentaron que su acceso al trabajo y a la educación no contradicen lo que indica la sharia (ley islámica). Pero los yihadistas talibanes vienen sistemáticamente reprimiendo a las mujeres, argumentando que solo respetarán los derechos de las mujeres que existen dentro de dicha ley.

Sin más, esto implica que los derechos básicos que se les otorga a las mujeres en el mundo libre, como el derecho a trabajar, a estudiar, a practicar deportes, de forma segura permanecerán truncados en Afganistán mientras estén al mando los extremistas talibanes.

Cabe señalar además que las mujeres que no cumplen las prohibiciones que imponen los terroristas afganos, podrían ser víctimas de brutales represiones, e incluso la muerte. 

Ejemplo de ello es un hecho reciente que se conoció en el que la jugadora de voley, Mahjabin Hakimi, de la selección juvenil afgana fue decapitada por los talibanes por el solo hecho de ‘desobedecer’ para ir a entrenar.

Vanesa Catanzaro – BLes

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.