Seúl alzó la voz este miércoles (17.06.2020), en una nueva escalada en las tensiones entre ambas Coreas. El portavoz de la oficina presidencial surcoreana, Yoon Do-han, rechazó con dureza las declaraciones de Kim Yo-jong, la hermana del líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un. Kim Yo-jong había despreciado la oferta de dialogar presentada por Seúl y calificado de “repugnante” un discurso del presidente de Corea del Sur, quien llamó a mejorar las relaciones.

“Carece de sentido este menosprecio realizado en un tono muy grosero y sin comprender el propósito (de la oferta de diálogo)”, dijo Yoon, que criticó también la “falta de etiqueta” del Norte a la hora de hacer pública la oferta de diálogo surcoreana. “No toleraremos más esta retórica indiscreta”, pues “básicamente daña” la confianza mutua, aseguró Yoon.

Estas declaraciones marcan un giro en el tono de Seúl, que desde 2018 había mostrado siempre un talante diplomático ante sus vecinos, incluso cuando Pyongyang endurecía sus posiciones. En tanto, el Estado Mayor conjunto surcoreano expresó su “profunda preocupación” con la decisión anunciada por el ejército norcoreano de reenviar tropas a zonas fronterizas que quedaron desmilitarizadas con base en un acuerdo firmado por las dos Coreas en 2018.

Ministro ofrece renunciar

Este miércoles, Corea del Norte confirmó el envío de soldados al entorno del complejo industrial de Kaesong (suroeste) y el resort del monte Kumgang (sureste), ambos construidos con fondos surcoreanos en territorio del Norte, además de retomar ejercicios militares en las zonas fronterizas, cumpliendo así con su promesa de anular los acuerdos.

El director de operaciones del Estado Mayor conjunto de Corea del Sur, Jeon Dong-jin, lamentó lo ocurrido, y advirtió que si el Norte “activa esas medidas, seguro pagará un precio por ello”. Ante la tensión creciente, el ministro surcoreano de Reunificación, Kim Yeon-chul, puso su renuncia a disposición del presidente Moon Jae-in, asumiendo que el empeoramiento de las relaciones con Pyongyang es su responsabilidad.

Fuente: DW.