Redacción BLes– El senador republicano por Arkansas, Tom Cotton, expresó el miércoles que EE. UU. debería de establecer un compromiso “explícito e inequívoco” para defender a Taiwán ante una posible invasión de China.

El Washington Free Beacon ha informado que hasta ahora no hay claridad sobre cómo sería la respuesta de EE. UU. ante un eventual ataque a Taiwán por parte del régimen chino, quien considera al país insular como parte de su territorio.

Por lo tanto, el pasado miércoles el senador Cotton afirmó que un compromiso de defensa pública por parte de los Estados Unidos, le dejaría claro a China lo que pasaría en caso de que tomara la decisión de atacar.

Durante un evento del Instituto Hudson, Cotton dijo: “La principal causa de restricción en la mente de Xi Jinping y la Comisión Militar Central es si una invasión de Taiwán tendría éxito o no”.

El éxito de una invasión a Taiwán por parte del régimen chino dependería de la acción de respuesta de las fuerzas estadounidenses, la cual, según indica el Washington Free Beacon, podría reducirse mediante una declaración de defensa pública.

El anuncio del legislador republicano se presenta en un momento de álgidas tensiones entre Taiwán y China. 

Esta semana medios estatales chinos amenazaron con un eventual enfrentamiento con Taiwán luego de que el partido Democrático Progresista así como el partido opositor de Taiwán, el Kuomintang firmaran una resolución para restablecer las relaciones diplomáticas con EE. UU.

De acuerdo con The Daily Beast, las provocaciones del Ejército Popular de Liberación chino (EPL), que ha enviado aviones caza a sobrevolar el espacio aéreo taiwanés, constituye la principal causa por el cual se produjo un consenso bipartidista que busca un mayor respaldo de EE. UU.

En septiembre el Global Times, un medio patrocinado por el Partido Comunista chino, condenó la visita del secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo por Asia, así como también los esfuerzos de la presidenta de Taiwán por estrechar las relaciones.

“La líder de Taiwán, Tsai Ing-wen, quien prometió vínculos más profundos con Estados Unidos en una cena para un alto funcionario del Departamento de Estado que estaba de visita, está claramente jugando con fuego. Si cualquier acto de su provocación viola la Ley Antisecesión de China, se iniciará una guerra y Tsai será aniquilada”, escribió el Global Times en Twitter,

El martes 6 de octubre Pompeo visitó la ciudad nipona de Tokio, para reunirse con sus homólogos de Japón, Australia e India con el ánimo de conversar sobre lo que sería la creación de una “OTAN asiática”, en un esfuerzo para contener la amenaza de China en la región, según observadores.

Como indica National Review, la reunión de los diplomáticos de los cuatro países en realidad comenzó a principios de la década de 2000 como resultado del devastador tsunami de 2004 y no con fines puramente estratégicos.

No obstante, dado el incremento de amenazas por parte del régimen chino en la región, la alineación de los países democráticos más representativos de la región provoca la preocupación de Beijing, señala el medio antes mencionado.

César Munera – BLes.com