Redacción BLesEl senador republicano Lindsey Graham dijo este miércoles 27 de mayo que planea proponer sanciones a China por no permitir que se realice una investigación independiente sobre la posible fuga del virus PCCh en el laboratorio de Wuhan, reportó New York Post.

“No creo que sin sanciones, sin presión internacional, vayan a ayudar. La única forma en que China va a responder es cuando el mundo los haga responder”, dijo Graham.

“Así que las sanciones lideradas por los Estados Unidos, apoyadas por el mundo, creo que nos llevarían a donde tenemos que ir, y tengo la intención de introducir esas sanciones relativamente pronto”, aseguró el republicano.

La teoría de que el coronavirus se fugó del laboratorio de Wuhan donde hacía años que se estaban realizando pruebas y experimentos con este tipo de virus que se encuentran normalmente en murciélagos, comenzó a cobrar fuerza este domingo después de que el Wall Street Journal publicara una nota asegurando que funcionarios estadounidenses documentaron las hospitalizaciones de varios empleados del laboratorio a fines de 2019 poco antes de que se confirmaron los primeros casos.

Si bien no se confirmó que el motivo de las hospitalizaciones fue el virus PCCh, los expertos asumen que son demasiadas coincidencias para no considerar esa posibilidad.

“No hay que ser Sherlock Holmes para darse cuenta de esto”, dijo Graham. “Si los primeros casos de COVID-19 se produjeron en noviembre, con trabajadores de laboratorio, ¿no es más probable que la fuente del virus estuviera en el laboratorio y no en un mercado de mariscos? Así que creo que cada vez está más claro”.

Y agregó: “Todavía no hemos encontrado un animal que sea un buen huésped para el virus. Si los primeros casos son de trabajadores de laboratorio en Wuhan, lo más probable es que se hayan contagiado en el laboratorio”.

Curiosamente, el Dr. Fauci quien previamente dijo que era muy improbable que el virus se haya escapado de un laboratorio, ahora expresó que ya no creía que el virus se haya originado naturalmente.

Al mismo tiempo, los medios principales y las redes sociales como Facebook y Twitter, que previamente censuraron las publicaciones que alegaban la teoría del laboratorio y que trataron de conspirador al expresidente Trump por afirmar que el virus se había escapado del laboratorio, de repente dieron un vuelco de su postura anterior y ahora el tema obtuvo una cobertura bastante significativa.

Facebook anunció que dejará de censurar las publicaciones que insinúan la teoría del laboratorio de Wuhan.

Le recomendamos: Fuerte mensaje de Jon Voight a los izquierdistas “no pensantes” por el antisemitismo en EE. UU.

Ad will display in 09 seconds

China se defiende torpemente

A medida que los ojos del mundo están sobre el laboratorio de Wuhan en uno de los medios propagandísticos del PCCh, el Global Times, los científicos del laboratorio publicaron un informe concluyendo que el coronavirus se originó de los pangolines, unos mamíferos parecidos a los osos hormigueros.

Según Breitbart, el informe sobre el perfil genético del coronavirus chino, demuestra por sí mismo que el WIV (Instituto de Virología de Wuhan) ha estado estudiando los coronavirus y que por lo tanto es probable que esté en posesión de muestras.

Los científicos dicen que el coronavirus es más parecido a los virus que se encuentran en los pangolines y que estos lo obtuvieron primero de los murciélagos.

Pero lo que el reporte no logra argumentar es cómo hicieron los virus para saltar del pangolín al ser humano, es decir, cómo hicieron para adaptarse e infectar a una persona, lo cual es ‘técnicamente’ imposible sin una modificación de las puntas proteicas que permiten a los virus ingresar a las células humanas.

La nota desestima sin fundamentos que el virus se haya hecho artificialmente ni que se haya escapado del laboratorio.

A principios de año, un grupo de investigadores de la OMS condujeron una investigación sobre el origen del virus en el WIV. Su conclusión fue que el origen del virus era el mercado de mariscos y no el laboratorio.

No obstante, miembros del mismo grupo de investigadores posteriormente revelaron que fueron las autoridades chinas que proveyeron todo el material para investigar y actuaron como intermediarios sin darles acceso directo al lugar, quitándole todo el sentido a la ‘independencia’ de la investigación.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com