El primer ministro australiano ha convocado elecciones para el 21 de mayo, en búsqueda de un cuarto mandato de tres años. Los temas centrales: la indefendible represión por el virus y la coacción económica china.

Este domingo el primer ministro de Australia, Scott Morrison, recomendó al gobernador general David Hurley que, como representante de la jefa de Estado de Australia, la reina Isabel II, fije la fecha de los comicios generales para el 21 de mayo.

“Esta elección es una opción entre un gobierno que ustedes conocen y que ha estado cumpliendo y una oposición Laborista que no conocen”, resaltó Morrison, quien busca un cuarto período de tres años de mandato.

Morrison insta a los votantes a elegir al oficialismo, el cual registró una de las cifras de muertes más bajas por el coronavirus en los últimos dos años. Lo que parece no entender el mandatario es que la población no le da más relevancia al tema y las masivas manifestaciones en contra del pase sanitario y los campos de aislación no son casuales.

En cuanto a las relaciones exteriores, el gobierno argumenta que Beijing desea el triunfo de los laboristas porque no podrían hacer frente a la coacción económica impuesta por las sanciones comerciales oficiales y no oficiales del PCCh hacia Australia.

Los laboristas se atribuyen haber frustrado el plan del gobierno en 2014 de firmar un tratado de extradición con China. Las relaciones bilaterales se han deteriorado desde entonces y el gobierno ha advertido ahora a los australianos que se arriesgan a sufrir una detención arbitraria si visitan China.

En cuanto a política interna ambiental, existe un consenso sobre reducir las emisiones para 2050 estableciendo metas quinquenales y por década, donde el laborismo tiene una postura más radicalizada y menos realista.

En las elecciones de 2019, Morrison y su gobierno lograron una ajustada victoria tras estar debajo en todas las encuestas de opinión, que daban ventaja al izquierdista Partido Laborista Australiano. La coalición encabezada por el Partido Liberal está nuevamente abajo en la mayoría de los sondeos, pero muchos analistas pronostican un resultado cerrado.

Fuente: derechadiario.com.ar

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.