Dicha reunión coincide con una conversación telefónica entre los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y China, Xi Jinping, y las reiteradas críticas de Washington a Pekín por su “alineamiento” con Rusia.

Este jueves, los ministros de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov y su homólogo chino Wang Yi celebraron las “relaciones dinámicas” entre ambos países pese a la difícil situación internacional y los reclamos de Estados Unidos de que Pekín debe condenar la campaña militar rusa en Ucrania.

“Los ministros valoraron positivamente el estado corriente de las relaciones ruso-chinas, que continúan desarrollándose dinámicamente en las difíciles condiciones geopolíticas”, informó el Ministerio de Exteriores ruso al reseñar el encuentro, celebrado en Taskent, capital de Uzbekistán.

Por su parte, la cancillería rusa, expresó que los ministros “dedicaron especial atención al cumplimiento de los acuerdos alcanzados por los líderes de ambos países”, Vladímir Putin y Xi Jinping, y “debatieron algunos aspectos de la cooperación práctica bilateral”.

Ambos cancilleres participan en Uzbekistán en una reunión ministerial de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), dónde conversaron sobre “aspectos claves de las actividades de la OCS y las perspectivas de su desarrollo futuro”. Lavrov y Wang “destacaron el aporte significativo y constructivo de la OCS en el proceso de apoyo a la paz y la estabilidad, el desarrollo económico de Euroasia”.

Asimismo, tocaron algunos temas actuales, regionales e internacionales, que incluyeron los procesos integradores que tienen lugar en Asia Central y la situación en Afganistán. “Las partes intercambiaron puntos de vista de la situación actual en Ucrania y alrededor de ella”.

A su vez, esta reunión coincide con una conversación telefónica entre los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y China, Xi Jinping, y las reiteradas críticas de Washington a Pekín por su “alineamiento” con Rusia.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, compartió esta preocupación al ministro Wang, a principios de julio, dónde le comunicó que “Pekín dice que es neutral, pero yo les digo que es muy difícil mantenerse neutral ante una agresión así”, remarcó Blinken sobre la posición de China frente a la campaña ucraniana de Rusia, a quien la segunda economía mundial “sigue protegiendo en las organizaciones internacionales y haciéndose eco de su propaganda”, añadió.

Por su parte Blinken resaltó que la posición de Pekín quedó clara tras la llamada el mes pasado entre los presidentes chino y ruso, Xi Jinping y Vladímir Putin, en virtud de la amistad “sin límites” que defendieron a comienzos de año.

Monica Munoz – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.