Redacción BLesEn medio de las preocupantes amenazas de invasión que ha recibido Taiwán en los últimos días por parte del régimen comunista chino, Rusia definió que la gran isla con gobierno independiente es parte del territorio continental chino, de acuerdo con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov.

“Como saben, Rusia, al igual que la gran mayoría de los países del mundo, considera que Taiwán forma parte de la República Popular China. Esta es la base de nuestra política”, respondió Lavrov al ser preguntado por los periodistas, según Ria Novosti del 12 de octubre. 

La pregunta fue formulada en el sentido de si Lavrov veía los intentos del régimen comunista chino de anexionar a Taiwán como una amenaza a la seguridad regional, por lo que se infiere que para Rusia se trataría de un asunto interno y no intervendría en caso de invasión.

No obstante, para los más de 23 millones de taiwaneses la crisis se agiganta cada día más, y con los antecedentes que el Partido Comunista de China (PCCh) estableció en Hong Kong, la suerte de la gran isla parece incierta.

Para la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, la suerte está echada y expresa con firmeza la determinación de su país de continuar independiente de la dictadura del PCCh, que ha continuado escalando su retórica sobre unificar la isla.

“Seguiremos reforzando nuestra defensa nacional y demostrando nuestra determinación de defendernos para asegurarnos de que nadie pueda obligar a Taiwán a tomar el camino que China ha trazado para nosotros”, dijo Tsai al celebrar el día nacional de Taiwán el 10 de octubre. 

Y agregó: “Esto se debe a que el camino que ha trazado China no ofrece ni un modo de vida libre y democrático para Taiwán, ni soberanía para nuestros 23 millones de habitantes”.

Por su parte el líder del PCCh, Xi Jinping, reiteró el fin de semana pasado que Beijing espera la reunificación pacífica de China continental con Taiwán y advirtió que quienes se opongan a ella “serán rechazados con desprecio por el pueblo”.

En este contexto, el ministro de defensa de Taiwán, Qiu Guozheng, considera que la situación en la zona del estrecho de Taiwán es la más tensa de los últimos 40 años, aunque difiere para el 2025 que el PCCh esté preparado para una toma por la fuerza. 

Ahora Taiwán cuenta básicamente con su propio sistema de defensa militar, y aunque ha invertido muchos miles de millones de dólares en armas y equipos comprados a Estados Unidos, su ejército no es muy numeroso y el gobierno espera que se vinculen a su defensa ciudadanos voluntarios. 

Si bien EE. UU. ha mostrado mucha voluntad para respaldar a la isla en caso de agresión, el desastre de la salida de Afganistán no presagia un buen resultado en cuanto a la posible intervención militar, si es que se decide a tomar las armas en su favor. 

Es posible asimilar la imagen futura de Taiwán a la de Hong Kong, una gran ciudad cosmopolita y exitosa que mediante un tratado internacional firmado entre la Gran Bretaña y el PCCh se regía bajo la política de “un país, dos sistemas”.

Estas condiciones le otorgaban un alto grado de autonomía  y a la vez le permitían tener un sistema político, legal y económico separado de China hasta el 2047, pero el cerco de represión del PCCh se fue estrechando hasta que asfixió por completo la autodeterminación de sus ciudadanos. 

El PCCh emitió la ley de seguridad que rige desde el 30 de junio de 2020 en Hong Kong, y estableció la creación de una fuerza de seguridad que actúa directamente bajo sus órdenes.

Bajo esta ley infame, decenas de figuras de la democracia han sido arrestadas por cargos de seguridad nacional y se ha lanzado una campaña oficial para purgar a Hong Kong de cualquier persona considerada disidente y ‘antipatriota’.

También hay una fuerte censura a las películas con contenido político, incluso los planes de estudio se han reescrito. Los artistas disidentes también están siendo perseguidos y censurados.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.