Redacción BLes – El martes 28 de diciembre, Rusia ha cerrado su grupo de derechos humanos más antiguo que documente los crímenes de la era soviética.

El Tribunal Supremo de Rusia obligó a Memorial International a disolverse por infringir la norma sobre “agentes extranjeros”.

Moscú alega que se limita a cumplir la ley para combatir el extremismo y defender al país de la influencia extranjera.

“Memorial es una organización especial con su propia ideología. Combinamos lo que se llama actividades relevantes de derechos humanos con estudios históricos y la comprensión de la trayectoria histórica de Rusia en el siglo XX. Parece que tal unión no gusta a alguien en la dirección rusa”, dijo Oleg Orlov, miembro de la junta directiva de Memorial.

Según el sitio web del Memorial, tiene fuentes de financiación de Polonia, Alemania, Canadá y la República Checa. Es una de las razones fundamentales por las que las autoridades designaron al grupo como agente extranjero.

Según un fiscal estatal, Memorial creó una imagen engañosa de la URSS como “estado terrorista” y empañó el recuerdo del comportamiento del régimen comunista durante la Segunda Guerra Mundial. Añadió que “alguien” estaba pagando a Memorial por la traición.

La posición de Stalin como modernizador que ayudó a la Unión Soviética a vencer a la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial ha sido aclamada en los libros de texto rusos modernos.

“La decisión … confirmó que la historia del terror político … no sigue siendo un tema académico para Rusia de interés sólo para los especialistas, sino un problema agudo para la Rusia moderna. Nuestro país necesita una reflexión honesta y escrupulosa sobre su pasado soviético”, dijo Memorial según Reuters.

Memorial declaró que, al no ser una organización, ni siquiera un movimiento, encontrará un medio legal para continuar sus actividades.

El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Edward “Ned” Price, dijo sobre la decisión: “Instamos a las autoridades rusas a que pongan fin a su acoso a las voces independientes y a los defensores de los derechos humanos y nos solidarizamos con aquellos que han sido objeto de represión por ejercer sus derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica”.

El Memorial fue fundado por notables disidentes, entre ellos el Premio Nobel de la Paz y físico nuclear Andrei Sájarov, durante la era de la “glasnost” de la liberalización soviética.

Recientemente ha publicado una lista de los que considera detenidos políticos.

En 2015, las autoridades incluyeron a la organización en la lista oficial de “agentes extranjeros”, imponiendo una serie de limitaciones a sus operaciones.

Amy Laurence – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.