Los Países Bajos se unen a la lista de países europeos que se niegan a abrir una cuenta en un banco ruso para cambiar euros por rublos y comprar el gas ruso.

La compañía de gas estatal rusa Gazprom anunció este martes que dejará de suministrar gas a la empresa estatal holandesa GasTerra con efecto inmediato, luego de que fallara en realizar el pago del gas ruso en rublos, como exige la nueva ley que Vladimir Putin pasó por decreto.

Con el objetivo de revalorizar el rublo, y siguiendo la estrategia de la presidente del Banco Central Ruso, Elvira Nabiúllina, una monetarista que entiende mucho más del tema que los banqueros centrales de Europa y Estados Unidos, Putin ordenó que Gazprom solo aceptará pagos en rublos.

Esto le otorga una demanda adicional al rublo, lo cual atado a un corte en la emisión y el establecimiento de un patrón oro, frenó de cuajo la inflación y logró que el tipo de cambio respecto al dolar mejorara incluso por encima de la situación previa a la guerra.

De esta manera, Gazprom le informó a GasTerra que para entregar los 2.000 millones de metros cúbicos de gas pactados desde el 1ro de junio hasta el 1ro de octubre, Holanda debía pagar en rublos, a lo que el gobierno holandés se negó.

El primer ministro Mark Rutte asegura que el contrato original estaba en dólares y que para mantenerse estricto con las sanciones que impuso Estados Unidos y la Unión Europea, Holanda no negociará con bancos rusos para comprar rublos.

De esta manera, GasTerra deberá salir a comprar de emergencia gas licuado para poder cumplir con las demandas internas que serían abastecidas con los hidrocarburos rusos. El gas licuado transportado en barco no solo es significativamente más caro que el transportado por gasoductos, si no que tiene un mayor lead time, lo cual obligará a la empresa a utilizar sus reservas de gas hasta que le llegue el envío.

La mitad más uno de GasTerra es propiedad de Energie Beheer Nederland, una empresa estatal del estado holandés. Una cuarta parte es propiedad de la inglesa Shell y el resto está en manos de la estadounidense Esso. Lo que quiere decir que esta decisión afecta no solo al Estado si no que al sector privado.

“El comerciante de gas de GasTerra ha decidido no cumplir con los requisitos de pago unilateral de Gazprom”, dijo GasTerra en un comunicado. “En respuesta a esta decisión de GasTerra, Gazprom ha anunciado que suspenderá el suministro a partir del 31 de mayo de 2022”.

La empresa holandesa afirmó el lunes que para cumplir con los términos de Gazprom, tendría que abrir una cuenta en euros y otra en rublos en el Gazprombank de Moscú. GasTerra dijo que esto probablemente violaría las sanciones de la Unión Europea y agregó que hay “demasiados riesgos financieros y operativos” involucrados al completar el pago de esta manera.

“En particular, abrir cuentas en Moscú bajo la ley rusa, controlada por el régimen ruso, es un riesgo demasiado grande para la empresa de Groningen”, dijo GasTerra. Así, Holanda se suma a Polonia, Bulgaria, Dinamarca y Finlandia, los otros cuatro países que hasta la fecha se negaron a pagar en rublos y cancelar los contratos.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.