El gobierno de Vladimir Putin ha acusado al Reino Unido de infiltrar a efectivos de sus agentes especiales (el SAS) y de hacerse pasar por médicos para llevar a cabo “sabotaje y guerra de guerrillas” en Ucrania.

El Servicio Aéreo Especial (SAS) es una fuerza militar de élite entrenada para realizar operaciones especiales, vigilancia y lucha contra el terrorismo.

Fuentes de seguridad rusas afirman que unos 20 miembros del SAS han sido enviados a la región de Leópolis (Lviv), informa la agencia de noticias RIA Novosti de Rusia.

En un comunicado, el Comité de Investigación (IC) de Moscú dijo que daría seguimiento al informe de que habían sido enviados “para ayudar a los servicios especiales ucranianos a organizar el sabotaje en el territorio de Ucrania”.

Por su parte, un portavoz del Ministerio de Defensa británico dijo a The Sun: “No comentamos sobre las Fuerzas Especiales”. Sí que se sabe que Gran Bretaña envió entrenadores militares a Ucrania a principios de este año para instruir a las fuerzas locales en el uso de armas antitanques.

El IC dice que “al menos dos grupos de especialistas en sabotaje y guerra de guerrillas del Servicio Aéreo Especial Británico (SAS) han sido enviados a la región de Lviv”.

“Con un alto grado de probabilidad, estos especialistas llegaron para mejorar las habilidades y la eficiencia de los servicios especiales ucranianos en la coordinación de las actividades de los grupos de sabotaje en los territorios de Ucrania controlados por las tropas rusas“, añade el IC.

Fuente: 20 Minutos

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.