Redacción BLes – Rusia, Corea del Norte, China e Irán podrían representar una amenaza “creciente” de una próxima guerra nuclear, de acuerdo con un informe del Pentágono.

Según un estudio del Pentágono de 2020 sobre las actividades nucleares, recientemente publicado, Rusia y China han estado mejorando y aumentando sus respectivos arsenales durante la década anterior.

Corea del Norte intensificó las pruebas de misiles capaces de llegar a Estados Unidos, e Irán tiene la capacidad de construir una bomba nuclear en el plazo de un año si así lo decide.

Desde 2010, Estados Unidos intenta negociar la reducción de su capacidad nuclear, pero “ningún adversario potencial ha disminuido la importancia de las armas nucleares en su política de seguridad nacional ni la cantidad de armas nucleares que despliega”, según el informe.

El estudio, publicado el martes, cita explícitamente a Rusia, China, Corea del Norte e Irán, afirmando que “han ido decididamente en la otra dirección”.

“Como resultado, hay un mayor potencial de conflictos regionales que involucran a adversarios con armas nucleares en varias partes del mundo y el potencial de una escalada nuclear adversaria en crisis o conflictos”.

Junto con sus tecnologías y arsenales existentes, Rusia y China representan la mayor amenaza para Estados Unidos.

En 2019, Rusia y Estados Unidos abandonaron el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio de 1987, que ordenaba la eliminación de todos los misiles balísticos y de crucero nucleares y convencionales lanzados desde tierra con un alcance de 500 a 5.500 kilómetros.

En 2021, ambos países acordaron prolongar el Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) durante otros cinco años.

El nuevo acuerdo START mejora la seguridad nacional de Estados Unidos al imponer restricciones verificables a todas las armas nucleares de alcance intercontinental desplegadas por Rusia.

Rusia ha actualizado sus capacidades de lanzamiento de misiles soviéticos, utilizando nuevos lanzadores y ojivas nucleares, y está construyendo tres nuevos sistemas de armas nucleares de alcance intercontinental, que considera los “principales desafíos a sus actuales aspiraciones geopolíticas”.

Entre los sistemas de armamento se encuentran aviones de alta tecnología, misiles de crucero lanzados desde tierra y torpedos autónomos submarinos.

China viene mejorando la cantidad y las capacidades de sus armas nucleares, incluidos los misiles lanzados desde submarinos, que se encuentran entre los más sofisticados del mundo.

China también está trabajando en un bombardero que permitirá al país lanzar armas desde tierra, mar y aire.

Según la evaluación de Estados Unidos, Corea del Norte habría “acelerado” su búsqueda de armas nucleares e impulsado sustancialmente las pruebas de vuelo de misiles, sobre todo el lanzamiento de misiles de alcance intercontinental capaces de alcanzar el corazón de Estados Unidos.

También le recomendamos: Los planes del régimen chino para dominar el mundo y el espacio, explicado por un teniente retirado (Video)

Ad will display in 09 seconds

El informe afirma que “la continua búsqueda de armas nucleares por parte de Corea del Norte supone el peligro de proliferación más urgente y grave para la paz y la estabilidad mundiales”.

Según el estudio del Pentágono, Irán tiene la capacidad de crear un arma nuclear en el plazo de un año a partir de su decisión.

La “estrategia agresiva de Irán y sus actividades para desestabilizar a los gobiernos vecinos, plantea dudas sobre su compromiso a largo plazo de renunciar a la capacidad de fabricar armas nucleares”.

Mientras tanto, según el estudio de 2020, el programa de armas nucleares de Estados Unidos es un elemento disuasorio que solo se desplegará en “situaciones excepcionales” para defender a Estados Unidos o a sus aliados de ataques a la población o a infraestructuras críticas.

El lenguaje de la versión de 2020 se suavizó, y se eliminaron las alusiones al despliegue de armas nucleares para “prevalecer en la batalla”.

“El uso de armas nucleares puede proporcionar circunstancias para obtener resultados significativos y el restablecimiento de la estabilidad estratégica”, según el estudio de 2019, añadiendo: “El despliegue de una bomba nuclear, en particular, alterará profundamente el alcance de una guerra y establecerá condiciones que influirán en cómo los comandantes ganarán en un combate”.

“Las opciones de reacción nuclear de Estados Unidos, flexibles y restringidas, pueden desempeñar un papel esencial en el restablecimiento de la disuasión tras una escalada nuclear enemiga limitada”, según la edición revisada de 2020. “El uso nuclear limitado creará condiciones que influirán en la forma en que los comandantes dirigen las operaciones”.

Rusia, China, Corea del Norte e Irán desarrollaron e incrementaron sus programas de armas nucleares de alta tecnología desde 2010

Un informe del Pentágono publicado recientemente describe las capacidades de armamento nuclear de cuatro de los principales enemigos de Estados Unidos.

Rusia: La estrategia y la doctrina rusas hacen hincapié en los posibles usos coercitivos y militares de las armas nucleares.

El país ha mejorado su tecnología soviética desarrollando nuevas capacidades de lanzamiento.

El país cuenta con sistemas de armas nucleares de alcance intercontinental, incluyendo un vehículo de planeo hipersónico; misiles de crucero lanzados desde tierra, un torpedo autónomo submarino con armas nucleares.

China: “China sigue aumentando el número, las capacidades y la protección de sus fuerzas nucleares”.

Ha desarrollado sus misiles lanzados desde submarinos “más avanzados” y está desarrollando un bombardero, que permitiría al país disparar armas por tierra, mar y aire.

Corea del Norte: En los últimos años, el país ha “acelerado” su búsqueda de armas nucleares y ha incrementado drásticamente sus pruebas de vuelo de misiles, incluyendo recientemente las pruebas de misiles de alcance intercontinental capaces de alcanzar el territorio nacional de Estados Unidos.

“La continua búsqueda de Corea del Norte de capacidades de armas nucleares plantea la más inmediata y grave amenaza de proliferación para la seguridad y la estabilidad internacionales”.

Irán: El país dispone de la tecnología necesaria para desarrollar un arma nuclear en el plazo de un año desde que lo decida.

La “estrategia agresiva de Irán y sus actividades para desestabilizar a los gobiernos vecinos, plantea dudas sobre su compromiso a largo plazo de renunciar a la capacidad de fabricar armas nucleares”.

Bruce Pie – BLes.com