Según declaró este lunes el ministro de Sanidad rumano, la demanda de estas pastillas podría crecer si la situación empeora en Ucrania.

Este lunes, Alexandru Rafila, ministro de Sanidad de Rumanía, ha pedido a la población menor de 40 años que se aprovisione “lo más rápido posible” de pastillas de yodo, ante el riesgo de un desastre nuclear en la vecina Ucrania. El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) advirtió ayer del riesgo de “desastre nuclear” en la planta ucraniana de Zaporiyia, ocupada por Rusia desde marzo, después de que instalación fuera objeto de un bombardeo cuya autoría se achacan mutuamente las fuerzas rusas y ucranianas. Esta planta, la más grande de Europa, está ubicada en una región a 700 kilómetros de la frontera con Rumanía.

El ministro pidió que los menores de 40 años “se presenten lo más rápido posible ante el médico de familia en el que deben recibir la prescripción”, esta información la dio a conocer la agencia de noticias, Agerpres.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad ha habilitado 2.500 farmacias para que los menores de 40 años -los más expuestos a desarrollar cáncer y lesiones en la tiroides debido a la radiación- puedan adquirir de forma gratuita las pastillas.

El Gobierno rumano, ordenó a su industria farmacéutica redoblar la producción de pastillas de yodo ante la posibilidad de un accidente nuclear en la antigua central nuclear de Chernóbil o alguna otra instalación en territorio ucraniano, por parte de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, el Gobierno rumano

“Debemos proveer a la población de uno de los elementos que reducen el impacto de un posible, que no probable, incidente nuclear”, dijo Rafila en marzo, haciendo referencia al “conflicto armado a gran escala” en Ucrania como la causa potencial del posible accidente. Estas pastillas sirven para prevenir la absorción, a través de la tiroides, de yodo radioactivo, ayuda a eliminar esta sustancia y reduce el riesgo de contraer cáncer de tiroides.

El Gobierno rumano ha hecho acopio de 30 millones de pastillas de yodo para su población ante el riesgo de un desastre nuclear en Ucrania. Según declaró este lunes el ministro de Sanidad rumano, la demanda de estas pastillas podría crecer si la situación empeora en Ucrania.

Monica Munoz – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.