Redacción BLesUn grupo de republicanos del Congreso está llevando a cabo investigaciones exhaustivas sobre los orígenes de la pandemia provocada por el virus PCCh, incluida la posibilidad de una fuga “accidental” de un laboratorio de Wuhan. Recientemente han exigido a la administración Biden que desclasifique información clave para colaborar con la investigación.

La principal republicana del Comité de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes, la representante Cathy McMorris Rogers, escribió esta semana al secretario de Estado Antony Blinken solicitando desclasificar los documentos para “colaborar” en la investigación que está llevando a cabo sobre los orígenes del virus PCCh.

“Como líderes del Comité del Congreso con jurisdicción sobre la salud pública, apoyamos firmemente una investigación exhaustiva sobre los orígenes de la pandemia de COVID-19, incluida la posibilidad de una fuga accidental de laboratorio”, escribió McMorris, junto con los representantes Brett Guthrie y H. Escribió Morgan Griffith.

Los republicanos ya habían solicitado a Blinken que divulgue “documentos no clasificados y desclasifique otros documentos para su divulgación pública, según corresponda, relacionados con la afirmación de que el Instituto de Virología de Wuhan (WIV), China, colaboró ​​con los militares chinos en la realización de investigaciones clasificadas, incluidos experimentos con animales de laboratorio”, lo que podría haber dado origen al virus PCCh.

Durante la administración Trump, el Departamento de Estado afirmó que la WIV colaboró ​​en “proyectos secretos” con el ejército de China, y afirmó que: “a pesar de que la WIV se presenta como una institución civil, Estados Unidos ha determinado que ha colaborado en publicaciones y proyectos secretos dentro del ejército de China desde al menos 2017”.

Le recomendamos: El discurso más vigente de Trump: “Nosotros, el pueblo, recuperamos el control de nuestro gobierno”

Ad will display in 09 seconds

En este sentido es que la legisladora destacó la importancia de desclasificar estos documentos y así poder aclarar un poco más la confusión sobre el origen del virus, dado que los resultados de la investigación realizada en Wuhan por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no resultan para nada confiables.

La OMS desestimó las afirmaciones de que el virus PCCh se había escapado de un laboratorio en Wuhan y, en cambio, calificó la teoría de la transmisión zoonótica, o transferencia de infección de animales a humanos como “muy probable”.

Blinken, el mes pasado, dijo que el coronavirus “se salió de control más rápido” debido a China, y dijo que Beijing “no hizo lo que tenía que hacer” en las primeras etapas de la pandemia. Pero más allá de estos suaves comentarios, la administración Biden no ha hecho nada para obtener resultados respecto al orígen del virus, ni ha ejercido la presión suficiente como para que los organismos internacionales como la OMS realicen bien su trabajo de investigación.

Paralelamente, los senadores republicanos Josh Hawley y Mike Braun presentaron un proyecto de ley en abril que de aprobarse obligaría a la administración Biden a desclasificar la inteligencia relacionada con los orígenes del virus PCCh.

“Durante más de un año, cualquiera que haga preguntas sobre el Instituto de Virología de Wuhan ha sido calificado de teórico de la conspiración”, dijo Hawley en un comunicado el mes pasado. “El mundo necesita saber si esta pandemia fue producto de la negligencia en el laboratorio de Wuhan, pero el PCCh ha hecho todo lo posible para bloquear una investigación creíble”.

En el mismo sentido, Braun destacó que identificar los orígenes del virus es vital para prevenir futuras pandemias.

Andrés Vacca – BLes.com