Redacción BLes– Dave Perry, un taxista británico, salvó su vida de milagro al escapar de su taxi tras encerrar a un presunto terrorista en su interior cuando se detuvo frente al Hospital de Mujeres de Liverpool el 15 de noviembre. El sospechoso detonó una bomba casera y fue la única persona que murió por la explosión.

Dave, considerado un héroe, huyó del coche justo cuando la bomba explotó. Fue trasladado al hospital con quemaduras y heridas de metralla, incluyendo daños en el oído, pero su estado es estable, según el New York Post.

Su esposa Rachel dijo que Perry “está bien, pero está extremadamente dolorido y sólo trata de procesar lo sucedido”.

El lunes, escribió en Facebook que la supervivencia de su marido era un “absoluto milagro”.

“Sin duda tiene suerte de estar vivo. La explosión ocurrió mientras él estaba en el coche y cómo consiguió escapar es un auténtico milagro. Sin duda tenía unos ángeles de la guarda que le cuidaban”, dijo.

Según las autoridades, el hombre sospechoso fue el único muerto cuando su artefacto explosivo improvisado estalló en el interior del taxi de Perry frente al Hospital de Mujeres de Liverpool, donde nacen 30 bebés cada día.

La explosión se produjo cerca de la catedral de Liverpool, que acoge una de las ceremonias más importantes del país en el Domingo del Recuerdo, a la que asisten más de 2.000 personas. El hospital está a menos de una milla de distancia.

El taxi de Perry se detuvo ante la puerta del hospital tras recoger al sospechoso a unos 10 minutos de distancia. La bomba estalló antes de que el vehículo se detuviera por completo, y se vio a Perry salir a trompicones por la puerta del conductor mientras salían humo y llamas del vehículo.

Perry pudo cerrar las otras puertas del taxi antes de que el artefacto explotara, según la alcaldesa de Liverpool, Joanne Anderson, impidiendo así que el sospechoso de terrorismo escapara.

“El taxista, en su heroico esfuerzo, ha conseguido desviar lo que podría haber sido un desastre absolutamente horrible en el hospital”, dijo.

El pasajero de Perry llevaba una bomba, pero no estaba claro cuándo ni cómo lo descubrió. Las autoridades dijeron que todavía estaban esperando el testimonio completo del taxista, informó el NY Post.

La policía del Reino Unido declaró que estaba tratando la explosión como un ataque terrorista y que cuatro individuos habían sido detenidos en relación con ella.

Kathy Vittetoe– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.