No pasa un día sin que algún incidente internacional viral nos recuerde por qué somos tan afortunados de tener la Primera Enmienda. La última de estas locuras llega por cortesía del Reino Unido, donde la policía acaba de detener a un hombre por publicar un tuit supuestamente ofensivo.

Sí, en serio.

Como se muestra en un video viral, los agentes de Hampshire se enfrentaron el jueves a un hombre del Reino Unido y lo detuvieron. Uno de los agentes le dice: “A alguien le causó ansiedad su publicación en las redes sociales. Y por eso estás siendo arrestado”.

El post en cuestión era, al parecer, una imagen que se burlaba de las muchas evoluciones de la bandera del orgullo LGBT/transgénero remodelándola en forma de esvástica. 

Según la BBC, el hombre fue detenido por “comunicaciones maliciosas”, mientras que otro hombre que grabó el incidente fue arrestado por supuestamente “obstruir un arresto”.

Esta gráfica bastante alarmante del gobierno de Hampshire intenta explicar qué es la “comunicación maliciosa”. El gráfico señala que la comunicación maliciosa “se refiere al envío de cartas, comunicaciones electrónicas o artículos indecentes, ofensivos o amenazantes con la intención de causar angustia o ansiedad al destinatario” y que “es un delito penal, que podría dar lugar a un procesamiento y a antecedentes penales”.

La reacción a este acto de censura ha sido rápida y severa. 

La comisaria de la Policía y Crimen de Hampshire, Donna Jones, condenó la actuación de sus propios agentes. 

“Me preocupa tanto la proporcionalidad como la necesidad de la respuesta de la policía a este incidente”, dijo. “Cuando los incidentes en las redes sociales reciben… dos visitas de los agentes de policía, pero los robos y los allanamientos no domésticos no siempre reciben una respuesta policial, algo anda mal”.

Es de esperar que el hombre en cuestión no enfrente finalmente a ninguna consecuencia penal, dado el intenso escrutinio público de las acciones de la policía en este caso. Pero el hecho de que esta detención se produjera en primer lugar nos recuerda por qué la Primera Enmienda es tan importante.

Las leyes del Reino Unido sobre “comunicación maliciosa” son claras infracciones de la libertad de expresión que nunca se mantendrían en un país con protecciones de la libertad de expresión, como Estados Unidos, donde la Primera Enmienda ofrece amplias protecciones a la expresión ante el gobierno. Las leyes del Reino Unido preparan el terreno para este arresto y ciertamente tienen un efecto escalofriante sobre la libertad de expresión.

Después de todo, ¿quién sabe lo que otra persona puede encontrar ofensivo o lo que puede inquietar a otra persona?

Como explicaba John Locke, los individuos tienen derecho a sus personas y bienes, incluyendo el derecho a utilizar su persona y sus bienes para comunicarse. Pero nadie tiene derecho a un estado emocional concreto. Aplicar ese falso “derecho” de algunos significa violar los verdaderos derechos de los demás: incluyendo la libertad de expresión. 

No importa realmente si crees que el post del hombre del Reino Unido era sólo una broma o era odioso y ofensivo. Todos deberíamos apoyar su derecho a hablar libremente, e incluso a decir cosas que otros consideren odiosas o angustiosas sin ser perseguidos o arrestados por el gobierno.

Esos criterios son fundamentalmente subjetivos: como dice el gráfico de “comunicaciones maliciosas”, la criminalidad depende del “impacto potencial” y de “cómo la otra parte podría interpretar su comportamiento”. Estos criterios tan amplios y subjetivos pueden utilizarse para acallar cualquier idea impopular y sofocar cualquier debate, por crucial que sea. 

Si no somos libres para hablar, en realidad ni siquiera somos libres para pensar. Es un día muy oscuro cuando una nación occidental avanzada, para no hablar del Reino Unido, que en su día fuera el hogar de campeones de la libertad de expresión como Locke, arreste a alguien por el mero hecho de hablar de una manera que ofende a alguien en Internet.  

No demos por sentada la libertad de expresión que disfruta Estados Unidos. O un día, podríamos ver videos de incidentes distópicos como éste -de la policía arrestando a personas por tuits políticamente incorrectos- en “la tierra de la libertad”.

Por Brad Polumbo – fee.org.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.