Redacción BLes – El 5 de septiembre, el Partido Conservador Británico anunció que la ex ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss, ganó las elecciones y pasará a ser Primera Ministra en el Reino Unido, convirtiéndose en la tercera mujer después de Margaret Tatcher y Theresa May en lograr este puesto.

Conocida por su admiración a la política de Thatcher, Truss expuso claramente su posición con respecto a las relaciones con el PCCH. En el debate por las elecciones contra su oponente Rishi Sunak, propuso soluciones para frenar la influencia del régimen. Algunas de ellas son:

-“Tomar medidas drásticas contra empresas como TikTok, propiedad de la compañía china ByteDance.”

-“Limitar las exportaciones de tecnología a los regímenes autoritarios.”

Su contrincante, Sunak, también mostró una posición crítica contra China, catalogándola como “la mayor amenaza para Gran Bretaña y la seguridad y prosperidad del mundo en este siglo”.

Esto refleja puntos en común en el ambiente político en Reino Unido con respecto a la amenaza del régimen.

El efecto Huawei

En julio de 2020 en Reino Unido, el Consejo de Seguridad Nacional presidido por el ex- Primer Ministro Boris Johnson dio un golpe duro a la empresa tecnológica china Huawei prohibiendo la compra de sus equipos de telecomunicaciones, sobre todo con los relacionados a las redes 5G y fijando para el 2027 la eliminación del equipo preexistente en el país.

La decisión fue tomada por considerar que los equipos presentan riesgos de seguridad y por los vínculos con el PCCH, concordando con el análisis y las medidas aplicadas en EEUU.

Los lazos de Huawei con el régimen chino fueron también revelados en un reporte del Instituto de Estudios Estratégicos de la Academia Militar (IRSEM) en Francia.

Dicho reporte expone como el PCCH utiliza a la empresa Huawei para recopilar una gran cantidad de datos en todo el mundo, que luego utiliza en operaciones militares, de inteligencia, civiles y de propaganda.

La infiltración de miembros del régimen chino en distintas áreas también puso en alerta al Reino Unido. 

Un informe publicado en diciembre de 2020 por The Mail in Sunday expone una extensa lista de miembros del PCCH trabajando en consulados británicos, universidades y en varias de las principales empresas del país, incluidas empresas de defensa, bancos y grandes farmacéuticas.

El exlíder del Partido Tory, Iain Duncan Smith dijo:

 “Esta investigación demuestra que los miembros del Partido Comunista Chino ahora están repartidos por todo el mundo, con miembros que trabajan para algunas de las corporaciones multinacionales más importantes del mundo, instituciones académicas y nuestros propios servicios diplomáticos”.

“El gobierno ahora debe moverse para expulsar y remover a cualquier miembro del Partido Comunista de nuestros cónsules en toda China. Pueden servir al Reino Unido o al Partido Comunista Chino. No pueden hacer ambas cosas”.

Estado genocida

La posición de la nueva Primera Ministra con respecto a las violaciones de derechos humanos en China está clara.

En una reunión privada con Liz Truss, cuando aún era Secretaria de Relaciones Exteriores, le formularon la siguiente pregunta:

“Por qué el Reino Unido no podía tratar a China como tratamos a los franceses?’. La Sra. Truss dijo: “Porque los franceses no están cometiendo genocidio”. 

Fuentes cercanas dijeron que está “personalmente consternada” por la persecución del PCCH contra los uigures.

El 9 de diciembre de 2021, el tribunal independiente con base en Londres y precedido por el destacado abogado de derechos humanos Sir Geoffrey Nice, luego de examinar gran cantidad de pruebas y testimonios, dictaminó que China está cometiendo tortura, crímenes de leza humanidad y genocidio contra los uigures y otras minorías étnicas.

Si bien el tribunal no tiene poder para dictar sentencia, es reconocido por el prestigio de los abogados que lo forman y su peso en la opinión pública.

Sir Geoffrey Nice es conocido por formar parte del Tribunal Internacional a cargo del juicio contra el entonces presidente de Serbia Slobodan Milosevic por genocidio y crímenes contra la humanidad en la guerra de Yugoslavia en los años 90’.

En junio del 2019 en Londres, Nice lideró el panel de expertos en el primer análisis legal independiente del mundo sobre la sustracción forzada de órganos de presos de conciencia en China, conocido como El Tribunal de China.

El veredicto final dice:

“La sustracción forzada de órganos se ha cometido durante años en toda China a una escala significativa y… los practicantes de Falun Gong han sido una, y probablemente la principal, fuente de suministro de órganos”.

 “Con respecto a los uigures, el Tribunal tenía evidencia de pruebas médicas a una escala que podría permitirles, entre otros usos, convertirse en un ‘banco de órganos’”.

“La Comisión de Crímenes contra la Humanidad contra Falun Gong y los uigures ha sido probada más allá de toda duda razonable…”

“Los gobiernos y cualquiera que interactúe de manera sustancial con la RPC [República Popular China]… ahora deben reconocer que, en la medida revelada anteriormente, están interactuando con un estado criminal”.

Hong Kong y sus deseos de libertad

Con el anuncio de la victoria y la asunción de la nueva Primera Ministra Británica, no solo los ingleses festejaron. Los habitantes de Hong Kong ven a este cambio como una posibilidad más de luchar contra el PCCH.

Después de que el régimen chino impuso la Ley de Seguridad en Hong Kong, los ciudadanos comenzaron a experimentar las consecuencias de vivir bajo un sistema totalitario.

A la falta de libertades le siguieron las campañas de propaganda comunista para imponer su retórica, la censura y la represión. Los hongkoneses se vieron en la disyuntiva de vivir en una ciudad sin libertades o escapar a otros países.

Reino Unido abrió sus puertas y ofreció a los ciudadanos la posibilidad de obtener la BNO visa para ingresar al país. En menos de tres años, más de 100000 personas se beneficiaron de esta visa.

Zhong Jianhua, un erudito hongkonés que vive en Reino Unido, opina que después de tener contacto con la diáspora de su ciudad y con quienes viven en HK, noto que todos se alegraban de que Lis Truss tomara el poder. Su postura firme contra el PCCH les da a los exiliados un soplo de esperanza.

Por Michael Mustapich – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.