Redacción BLesUn exjuez de la Corte Suprema del Reino Unido que cuestiona contundentemente los encierros  por el virus PCCh (Partido Comunista de China), prevé que estos podrían extenderse hasta por 10 años, a pesar de ser inhumanos y expresión del totalitarismo.

Se trata de Lord Jonathan Sumption quien advierte que los llamados “controles sociales” provocados por la pandemia del virus pueden ser mantenidos por su gobierno hasta por una década, dado el conformismo intolerante de parte de los ciudadanos, según Summit News del 26 de marzo. 

“Es políticamente poco realista esperar que el Gobierno dé marcha atrás ahora”, reiteró, haciendo referencia a la ventaja obtenida por los políticos al imponer cuarentenas obligatorias en todo el mundo.

Asimismo, citó como ejemplo de las largas restricciones el racionamiento de los alimentos al que fueron sometidos los británicos durante 9 años, después de la Segunda Guerra Mundial. 

Basado en este precedente histórico, Lord Sumption advirtió que en el caso del virus PCCh el encierro podría ser extendido aún durante más tiempo, incluso durante una década, por ejemplo. 

“Un paralelismo interesante es la continuación del racionamiento de alimentos en tiempos de guerra después de la última guerra. La gente estaba a favor de eso porque estaba a favor del control social”, dijo durante un podcast de ‘Sketch notes on’.

Le recomendamos:

Lord Sumption es uno de los juristas más condecorados del Reino Unido, y ha mostrado decisión presentando  ante los ciudadanos los efectos adversos de los cierres que han causado tanto sufrimiento, según su percepción. 

Por su parte, el Reino Unido es uno de los países que han aplicado las restricciones de la pandemia con mayor rigor. 

De hecho, ahora argumenta que sus disposiciones seguirán imperando hasta que todo el mundo haya sido vacunado, de donde se desprendería un plazo con término desconocido, pero que durará varios años. 

Luego de que las autoridades sanitarias impusieran limitaciones hasta junio, el 25 de marzo las prorrogaron hasta octubre, pero el ministro de Sanidad, Matt Hancock, no definió cuándo terminarían, muy en el sentido del riesgo sobre el que advirtió Lord Sumption.

En este contexto, causó gran indignación entre los británicos la medida impuesta por el gobierno, de acuerdo con la cual quienes salgan de vacaciones al extranjero podría recibir una multa de cerca de 7.000 dólares. 

Nadie puede “salir de Inglaterra para viajar a un destino fuera del Reino Unido, o viajar a, o estar presente en, un punto de embarque con el fin de viajar desde allí a un destino fuera del Reino Unido, sin una excusa razonable”, contiene la norma, según informó Express el 23 de marzo. 

Por otro lado, Lord Sumption denunció la actitud con la que son tratadas las personas que, como él, disienten de las medidas extremas tomadas por los gobiernos. 

Comentó que son “objeto de una campaña extraordinariamente desagradable de abuso personal” y: “Conozco a mucha gente que preferiría no sacar la cabeza por encima del parapeto”.

Igualmente agregó sobre su caso personal:”comencé a recibir correos electrónicos de políticos que estaban de acuerdo con lo que yo decía, pero que ellos mismos no se atrevían a hablar. Eso me parece muy grave”.

Asimismo, rechazó la utilización de la fuerza policial para reprimir a quienes no seguían la narrativa oficial: “La gente debería tener derecho a expresar sus diferencias (de opinión)”, dijo.

Y también comentó: “Si la única forma de imponer el distanciamiento es golpear a la gente en la cabeza con porras, entonces no vale la pena”.

José Hermosa – BLes.com