El gobierno confirmó que se inician dos semanas de negociaciones para redactar un acuerdo comercial entre el Reino Unido y Estados Unidos que entrará en efecto luego del Brexit, en 2021. Este acuerdo no se hubiera podido hacer con el país en la Unión Europea.

Según lo confirmado por el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lightizer y la secretaria de Estado de Comercio Internacional del Reino Unido, Elizabeth Truss, ambos países han decidido comenzar las negociaciones para un tratado de libre comercio. Esto significa una buena noticia en medio de la lucha que ambos socios están librando contra el virus chino.

La primera ronda se realizará de manera virtual, debido a la pandemia de coronavirus, y se realizarán desde el miércoles 6 hasta el 15 de mayo, en lo que significarán alrededor de 30 reuniones, que cubrirán todos los aspectos fundamentales que ambas partes estiman para el acuerdo comercial.

“Bajo el liderazgo del presidente Trump, Estados Unidos negociará un acuerdo ambicioso y de altos estándares con el Reino Unido que fortalecerá nuestras economías, apoyará empleos bien remunerados y mejorara sustancialmente las oportunidades de comercio e inversión entre nuestros dos países”, expresó Robert Lightizer.

“Positivo almuerzo virtual de negociaciones de comercio con @USTradeRep. Estamos comprometidos a asegurar un gran acuerdo para todas las partes del Reino Unido. Nuestros equipos van a estar trabajando las próximas dos semanas en la “Ronda 1″, momento en el cual voy a actualizar al Parlamento”, escribió Elizabeth Truss en su cuenta de Twitter.

Esta negociación significa el primer paso para cumplir una promesa que los líderes Johnson y Trump habían anunciado en reiteradas ocasiones. Además, resultaría en el primer acuerdo de este tipo que el Reino Unido firme luego de abandonar la Unión Europea.

El gobierno de Boris Johnson dijo desde un primer momento que un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos era de suma importancia para el Reino Unido y que por estar en la Unión Europea no podían hacerlo. El bloque comercial europeo demandaba que los acuerdos comerciales se realizaran de manera colectiva entre la Unión y otros bloques de comercio.

De esta manera, vuelven los tratados bilaterales que hicieron grande a la economía mundial en la década del ’80 y Boris Johnson apuesta a una fuerte salida al exterior en la nueva etapa que le toca vivir al pueblo británico, que abandonará de forma definitiva la UE el 31 de diciembre de este año.

Ambas partes sostuvieron que este tratado va a contribuir a la salud a largo plazo de sus economías y, más aún, para la recuperación de las dificultades causadas por la pandemia. Por esto, y teniendo en cuenta que ambos países son la principal fuente de inversión directa del otro, darán prioridad a la discusión de este tratado.

Fuente: Derecha Diario.