El heroico taxista que sobrevivió el pasado domingo a un ataque terrorista en la ciudad de Liverpool (Reino Unido) ha hablado por primera vez desde el suceso y dijo que es un “milagro que esté vivo” después de que su taxi explotara.

Tal y como recoge el Mirror, David Perry y su esposa Rachel han agradecido al público su “asombrosa generosidad” tras el ataque del pasado domingo, fecha en la que en Gran Bretaña se celebraba el Remembrance Day.

El presunto terrorista, llamado Emad Al Swealmeen, de 32 años, murió cuando un artefacto explosivo improvisado estalló en un taxi poco antes de las 11 de la mañana del pasado domingo, frente al Liverpool Women’s Hospital.

David Perry emitió una declaración a través de la policía de Greater Manchester que dice: “En mi nombre, el de Rachel y el de nuestra familia, nos gustaría agradecerles a todos sus deseos de mejora y su increíble generosidad”.

“Estamos completamente abrumados con esto. Un agradecimiento especial para el personal del Liverpool Women’s Hospital, el personal y el equipo médico del Aintree Hospital, la policía de Merseyside y la policía antiterrorista, quienes han sido increíbles”, continúa el comunicado.

“Siento que es un milagro estar vivo y tan agradecido de que nadie más haya resultado herido en un acto tan malvado. Ahora necesito tiempo para tratar de aceptar lo sucedido y concentrarme en mi recuperación tanto mental como físicamente”, dijo el taxista, que concluyó con un mensaje: “Por favor, sean amables, estén vigilantes y manténgase a salvo”.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.