Redacción BLesEl Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI, por la sigla en inglés)  que asesora a las autoridades del Reino Unido, definió que la vacuna Covid no debe recomendarse a los niños de 12 a 15  años de edad.

El JCVI, que es un organismo independiente, determinó que el Covid o virus PCCh (Partido Comunista de China) presenta un riesgo muy bajo para los niños sanos, y que el beneficio de vacunarlos es solo marginal, de acuerdo con Sky News del 3 de septiembre. 

No obstante, el consejo del JCVI considera ampliar paulatinamente la disponibilidad del medicamento para los niños de este rango de edad, que padezcan enfermedades subyacentes al Covid. 

El JCVI ha adoptado un “enfoque de precaución” en este aspecto. Anteriormente, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), había aprobado las vacunas de Pfizer y Moderna para los mayores de 12 años.

Es de tener en cuenta que las vacunas de ARN mensajero, son las únicas disponibles para los más jóvenes en el Reino Unido, y se han relacionado con raros efectos secundarios adversos, como la miocarditis, una inflamación del corazón.

En este sentido, una publicación realizada por Jama Cardiology, afirma que hubo una “serie de casos de 15 niños que fueron hospitalizados con miocarditis después de recibir la vacuna COVID-19 de ARN mensajero de Pfizer durante 1 a 5 días”.

Y agrega: “los varones se vieron afectados con mayor frecuencia después de la segunda dosis de la vacuna, 3 pacientes tuvieron disfunción sistólica ventricular y 12 pacientes presentaron realce tardío del gadolinio en la resonancia magnética cardíaca”.

De otra fuente se supo que los varones son 14 veces más propensos a sufrir esta anomalía cardíaca que las mujeres de la misma edad. 

Es de tener en cuenta que un documento de la FDA revela que el 86% de los niños de entre 12 y 15 años que participaron de los ensayos de la vacuna Pfizer, presentaron efectos adversos.

Por su parte, el profesor Paul Hunter, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de East Anglia cuestionó duramente la decisión de vacunar a los niños con tan pocos datos y sabiendo que este grupo de personas ya ha desarrollado inmunidad a la enfermedad.

“Mi preocupación es por qué estamos vacunando a un grupo de edad que ya se ha infectado y recuperado. ¿Es necesario? ¿Sabemos lo suficiente sobre los posibles efectos secundarios en los adolescentes que ya han sido infectados?” señaló Hunter. 

En otros países que ya aprobaron la aplicación de las vacunas Covid a los mayores de 12 años han surgido protestas.  

En Australia más de 108.000 ciudadanos firmaron una petición para que el Parlamento federal detenga la campaña de vacunación de niños de entre 12 y 16 años, que comenzará el 13 de septiembre.

El 27 de agosto, el gobierno australiano aprobó la vacuna de Pfizer para uso en personas mayores de 12 años, y esto generó preocupación en muchos australianos por lo que decidieron realizar esta petición “Detener inmediatamente las vacunas COVID-19 para niños de 12 a 16 años”, que cerró cuatro días después con 108.891 firmantes.

La petición hace hincapié en que los beneficios no son mayores que los riesgos y que se está “apostando” con la vida de los niños y realizando un experimento nunca visto.

En este contexto, el especialista alemán en microbiología y epidemiología, Dr. Sucharit Bhakdi, enfatizó en los peligros que implica la polémica vacuna contra el virus Covid cuando se le aplica a los niños.

Bhakdi sostiene que la vacunas reaccionan con consecuencias terribles, “lo que significa que cuando uno se pone esta vacuna está permitiendo que su cuerpo desencadene la reacción que es potencialmente letal”

Pero condena hacerlo con los niños por encontrarse indefenso: “No se la ponga a los niños porque no tienen absolutamente ninguna posibilidad de defenderse por sí mismos, si se la pone a su hijo está cometiendo un crimen”.

José Hermosa – BLes.com