Redacción BLesGran Bretaña se encuentra en un gran problema debido a los casi 700 mil registros de vacunación que tuvieron que ser modificados debido a que contenían datos erróneos.

Si los pasaportes de vacunas ya estaban siendo cuestionados por parte de la sociedad, este problema genera un manto de dudas sobre su funcionalidad.

De acuerdo a lo publicado por The Telegraph, hubo 677.331 registros de vacunación que tuvieron que ser modificados por el Servicio Nacional de Salud (NHS) debido a datos erróneos y 112.939 tuvieron que ser eliminados a causa de duplicación o errores de corrección.

Estas fallas perjudican a personas que ya se vacunaron dos veces  y que necesitaban viajar al extranjero, ya que no pueden generar sus pasaportes de vacunación debido a los datos erróneos.

Está el caso de un hombre del sur de Londres que intentaba sacar su “pase covid”, pero no podía debido a que faltaba el registro de la primera dosis de la vacuna que se aplicó en el mes de febrero.

Luego de más de 100 intentos de modificar los datos que realizó durante cinco meses, tomó la decisión de vacunarse por tercera vez y así la aplicación de la NHS se la tomó como la segunda dosis y pudo obtener el pase,

“Esto ahora se muestra en la aplicación como mi segunda vacuna y parece que estoy completamente vacunado y bueno para viajar y ahora puedo usar el pase nacional para ir al teatro”, dijo el hombre a The Telegraph.

Cabe señalar que muchos de los errores fueron descubiertos e informados por los usuarios cuando intentaban obtener sus “pases covid” para poder viajar y se daban cuenta que no los podían generar, lo que lleva a pensar que estos casi 700 mil son sólo una pequeña parte de los errores existentes.

El pasaporte de vacunación está siendo cuestionado tanto en Reino Unido como en el resto del mundo, recientemente un grupo de empresas junto a líderes políticos y religiosos se unieron a personal sanitario y médicos para luchar contra estos pasaportes covid.

De esta manera lanzaron la “Declaración Juntos”, por la cual establecen que los pasaportes de vacunas o cualquier forma de identificación digital compromete los derechos y libertades de los británicos.

Mediante esta declaración se busca juntar firmas para  mostrar al gobierno la fuerte oposición que hay entre los ciudadanos británicos a estas medidas de control.

Esta declaración fue presentada el pasado miércoles 25 de agosto, mediante una conferencia de prensa y cuenta con el apoyo de todo tipo de personalidades, desde funcionarios del NHS hasta deportistas y músicos.

Entre las personas que hablaron se encuentra,  Alan Miller, quién es propietario de un bar y dijo que se unió a “Juntos” porque no está de acuerdo en que haya una sociedad donde se discrimine y que guardias de seguridad pidan datos personales de las personas.

También habló la autora Laura Dodsworth, quién expresó que los pasaportes de vacunas van en contra de los valores británicos y que no harán más que excluir, dividir y comprometer la privacidad de las personas, expuestas a un control médico de documentos.

A su vez, advirtió que este es el primer paso que llevará a una forma permanente de identificación digital.

El reverendo Dr. Jamie Franklin, participó de la conferencia y fue contundente.

“Como sacerdote en la Iglesia de Inglaterra y como líder cristiano, la idea de los pasaportes de vacunas en las iglesias es inaceptable e imposible para nosotros”.

Sebastián Arcusin – BLes.com