Redacción BLesMiles de gasolineras del Reino Unido se vaciaron durante el fin de semana y ayer se formaron largas filas de conductores en busca de combustible. Este se encuentra represado en las terminales de las refinerías por falta de conductores que lo distribuyan. 

Varios factores influyen en la escasez de camioneros, entre ellos la salida del Reino Unido de la Unión Europea que impide el libre tránsito de los trabajadores extranjeros, informó Reuters el 27 de septiembre. 

Se calcula un déficit de alrededor de 100.000 conductores, por su parte, las autoridades concederán 5.000 visados de emergencia para aliviar la crisis, medida que para algunos es insuficiente

Hablando del tema, un polaco de 44 años propietario de una empresa de construcción y transporte en Gran Bretaña, Andrzej Dobrowolski, consideró la propuesta del gobierno alejada de la realidad.

“Boris Johnson está invitando a los conductores a volver y ellos se ríen. Están diciendo: ¿por qué deberían dejar sus empresas en Polonia, Bulgaria o Rumanía o en cualquier lugar de la UE durante cuatro meses?”, afirmó. 

Y agregó: “Lo que los británicos no entienden es que lo importante no es solo el dinero”, dijo. “Su oferta está al menos tres años desfasada”.

En este contexto, el primer ministro, Boris Johnson, había programado reuniones de emergencia para destacar a cientos de soldados para que conduzcan una flota de 80 camiones cisterna de combustible, informó The Guardian.

A su vez, la Asociación de Minoristas de Gasolina (PRA),  informó que entre el 50% y el 90% de los 8.380 surtidores del país estaban secos, de acuerdo con los informes de sus asociados. 

El presidente de la PRA, Brian Madderson, dijo que la escasez era el resultado de “compras de pánico, pura y simplemente. Hay mucho combustible en este país, pero está en el lugar equivocado para los automovilistas”. 

También dijo que se había estado entrenando personal militar para conducir camiones cisterna, aunque el gobierno “no tenía planes por el momento”.

El panorama proyectado para Navidad parece sombrío dado que se ven amenazados los suministros de pavo y de regalos, dadas las repercusiones de esta crisis de combustibles en la cadena de suministros. 

La escasez afecta a todo tipo de productos, incluyendo alimentos y combustibles, con un aumento imprevisto de los precios. 

La situación se torna aún más grave teniendo en cuenta la proximidad del invierno. Para  algunos políticos de la Unión Europea las dificultades que experimenta Reino Unido en su  cadena de suministro sería una consecuencia del Brexit de 2016.

“La libre circulación de la mano de obra forma parte de la Unión Europea, y nos esforzamos por convencer a los británicos de que no abandonaran la Unión”, dijo Olaf Scholz, el candidato socialdemócrata a suceder a Angela Merkel como canciller alemán, de acuerdo con Reuters. 

“Ellos decidieron lo contrario. Espero que gestionen los problemas derivados de ello”, dijo Scholz.

Por otro lado, la tensión entre los consumidores de combustible aumenta y llega incluso a generar conflictos en las gasolineras, tal como lo registra un video de @trtworld.

“Estalla una pelea en una gasolinera en el norte de Londres después de que un hombre supuestamente cortara la fila para comprar combustible”, escribió.

Y agregó: “La escasez de combustible causada por la crisis de la cadena de suministro se agravó con las compras de pánico que crearon tensión entre el público a medida que surgieron largas filas en las estaciones de servicio en todo el Reino Unido”.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.