Imágenes aéreas de vigilancia mostraron un tráfico inusual en los centros hospitalarios de la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China, lo que hace creer que el régimen chino supo del brote del virus del PCCh desde finales de noviembre.

La información fotográfica junto con las comunicaciones interceptadas por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, no fueron interpretadas en es momento como una amenaza de pandemia, según señala NBC.

De todas maneras, estos datos indicarían que el régimen chino mantuvo en secreto el impacto del brote del virus del PCCh, hasta que sus esfuerzos por controlarlo fallaron, esparciéndose letalmente por todo el mundo.

El régimen chino informó sobre el paciente cero el 1° de diciembre y para fines de mes dijo que la cantidad de infectados llegaba a unos cientos, pero pocos días después ordenó la destrucción de las muestras del nuevo virus, añadiendo así una duda más sobre su sinceridad, de acuerdo con el Western Journal.

Uno de los grandes errores parece haber sido el ignorar el perjudicial efecto diseminador causado por los portadores asintomáticos, quienes multiplicaron inesperadamente el virus del PCCh.

Además de haber dilatado la emisión de la alarma al resto de los países el régimen chino contó con la complacencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tan solo retransmitía los reportes originados en China sin investigar por su propia cuenta, como le correspondía.

Por su parte Taiwán tuvo tomó la delantera y alertó a la OMS el 31 de diciembre sobre la aparición de la enfermedad, y sobre la existencia de al menos siete pacientes en aislamiento en Wuhan, lo que permitía sospechar de la gravedad del virus.

El descuido y el incumplimiento de sus deberes para con la salud a nivel mundial le costo a la OMS la suspensión de los aportes enviados por Estados Unidos, una cantidad que oscila entre los 400 y los 500 millones de dólares anualmente.

El régimen chino es responsabilizado por las desoladoras consecuencias causadas por la dispersión del virus del PCCh, que ahora alcanza más de 2 millones de infectados y más de 140.000 muertos alrededor del mundo.  

José Ignacio Hermosa – BLes  

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds