Redacción BLes – El régimen chino criticó al Parlamento Europeo el pasado viernes luego de haberse implementado una resolución adoptada en Estrasburgo la cual exige que sean clausurados de manera inmediata los llamados campos de reeducación al oeste de China.

El pasado jueves los miembros del Parlamento Europeo emitieron un comunicado en el que fue declarado que la situación de los derechos humanos en China estaba empeorando con los años mientras que el gobierno estaba siendo más opresivo contra las opiniones disidentes, libertad de expresión, religión y el estado de derecho.

De acuerdo con France24, en respuesta a la resolución, Beijing señaló que el Parlamento Europeo era ‘hipócrita’ y a la vez le solicitó “que abandone sus dobles raseros en materia de lucha contra el terrorismo” y no interfiriera “en los asuntos internos de China”.

Frente a la resolución, el Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, declaró: “El pueblo de Xinjiang y el pueblo chino tienen un mayor derecho a hablar (sobre la situación en Xinjiang) que aquellos que están lejos en Europa, que nunca han estado en Xinjiang”.

El Parlamento Europeo pidió “sanciones específicas y congelar activos, si se considera apropiado y efectivo, contra los funcionarios chinos responsables de la severa represión de los derechos básicos en Xinjiang”.

Las críticas y sanciones que el régimen comunista chino ha venido recibiendo por parte de la comunidad internacional frente a los abusos en materia de derechos humanos del mismo modo poco a poco han visibilizado a cientos de personas que se han convertido en el principal foco de represión al interior de China.

La disciplina espiritual de la escuela Buda, conocida como Falun Dafa o Falun Gong, ha sido víctima de una persecución sin tregua a lo largo de los años. De acuerdo con un informe emitido a principios del 2019 por un tribunal independiente de expertos en derechos humanos con sede en Londres, miles de personas han sido víctimas de sustracción forzada de órganos por parte del régimen chino.

Por otro lado, el miércoles 18 de diciembre el Parlamento Europeo entregó un premio de derechos humanos a la hija del economista y activista defensor de los derechos Humanos Ilham Tohti.

Jewher Ilham recibió el premio de su padre quien fue aclamado por el parlamento como una voz de “moderación y reconciliación” pero que al mismo tiempo fue condenado por Beijing como “un terrorista”.

Inicialmente Beijing negó la existencia de los campamentos situados en la región de Xinjiang, sin embargo ahora afirma que se trata de “centros de formación profesional” necesarios para combatir el terrorismo, de acuerdo con Breitbart News.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds