Redacción BLes – Esta semana los Países Bajos modificaron el nombre de la ‘Oficina de Comercio e Inversión de los Países Bajos’ a ‘Ofcina de los Países Bajos de Taipei’, dejando claro el gran avance en cooperación al que ha llegado el país europeo con su socio Taiwán.

Tal decisión provocó la irritación de Beijing, que mantiene una relación diplomática tensa con Taipei debido a la determinación de Taiwán por mantener su soberanía y un direccionamiento en favor de la democracia, rechazando adherirse a las políticas del régimen comunista chino.

El representante holandés en Taipei, Guy Wittich, explicó que el cambio del nombre se debía a la expansión de las actividades en muchas áreas nuevas entre los dos países.

De acuerdo con Taiwan News, tal decisión llevó a que se hablara de imponer una restricción a los suministros médicos para combatir el virus del PCCh, conocido como el nuevo coronavirus e implantar un boicot a los productos holandeses por parte de los consumidores chinos.

El martes la embajada china en los Países Bajos exigió una aclaración frente a a reciente modificación en el nombre de la oficina del gobierno de ese país, afirmando que que tal cambio “concierne a los intereses centrales de China” e hizo un llamado a los Países Bajos para que se adhieran obedientemente a su principio de ‘una sola China’.

La embajada china en la Haya incluso presentó una queja sobre lo sucedido ante el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Tanto las redes sociales chinas, así como algunos medios estatales fueron los escenarios en los que se hizo eco de un boicot a los productos holandeses, aunque hasta ahora no ha habido algún anuncio oficial por parte del régimen chino, según DutchReview.

El Global Times, un medio de comunicación que es propiedad del Partido Comunista chino citó a varios analistas especulando que el anuncio se había dado justo cuando se celebró el Día del Rey en los Países Bajos, comparando la conmemoración del dominio colonial holandés en Taiwán en el siglo XVII y el cambio de nombre de la oficina gubernamental con una humillación para el país asiático.

En otro informe del Global Times se calificó la medida tomada por los Países Bajos como un “movimiento provocativo”, asegurando que era “destructivo para la estabilidad regional”, según informó Taiwan News.

Por su parte los cibernautas chinos en las redes sociales, quienes interactúan bajo un estricto monitoreo y control por parte del régimen chino, además habrían pedido a las compañías chinas que “dejen de exportar suministros médicos de manera inmediata al país [europeo]”.

No obstante, Holanda ahora se encuentra entre los países de Europa que han rechazado recibir donaciones de suministros médicos de parte de China luego de que fueran enviadas a finales de marzo 1.4 millones de máscaras de las cuales 600.000 estaban defectuosas.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!