Kelly Murphy, una joven canadiense de 28 años, terminó siendo arrestada por las autoridades luego de que su exnovio la denunciara por haber recibido 27 mil llamadas a lo largo de una semana.

Randy Williams interpuso la denuncia de ‘acoso extremo’ ante las autoridades, quien además no solo recibió las 27.639 llamadas en total si no que también le envió 937 correos electrónicos; 11.229 mensajes de texto; 117 mensajes cantados y 47 letras, todo en una semana.

La joven -que solo fue novia de Randy por dos semanas- no aceptó la ruptura amorosa con su pareja, por lo que usó hasta 8 teléfonos diferentes para comunicarse con él a lo largo de las 24 horas del día, incluso ingirió sustancias energéticas y medicamentos para mantenerse despierta.

Captura de pantalla

Williams aseguró que estuvo a punto de caer en depresión ante el persistente acoso de su exnovia.

“No ha podido dormir, trabajar o disfrutar de la vida de ninguna manera por más de una semana. Estaba teniendo dificultades para pensar con claridad y se acercaba a la depresión. Ya era hora de que cesara el hostigamiento. Ahora lo único que queremos es que la señorita Murphy obtenga la ayuda médica que necesita y que la ley la mantenga alejada de mi cliente”, señaló JD James Kilroy, abogado del acosado a thecoverage.my.

Asimismo agregó, “Ahora lo único que queremos es que la señorita Murphy obtenga la ayuda médica que necesita y que la ley la mantenga alejada de mi cliente”.

De acuerdo con lo recogido por el medio Diario Correo, un juez del tribunal estatal de Columbia Británica ha revisado el caso y ya ordenó una evaluación psicológica a la joven para determinar cómo se procederá en el juicio.