Redacción BLes– La guerra entre Ucrania y Rusia sigue haciendo estragos. A diferencia de otros países que han impuesto sanciones a Rusia, China siempre ha mantenido una posición “neutral”. Numerosos medios de comunicación en lengua alemana han expuesto su análisis sobre si Occidente ha cortejado a China.

Un artículo del Daily Mirror alemán (Der Tagesspiegel) bajo el título “China apoya a Rusia – hasta ahora” decía que a China le preocupa que su apoyo a Rusia perjudique sus relaciones con Occidente y que los principales dirigentes de Beijing han discrepado sobre la postura bélica.

El semanario económico alemán (Wirtschaftswoche), en un artículo titulado “Se necesita una línea directa con Beijing”, sostenía que el canciller alemán Olaf Scholz debería utilizar sus estrechos lazos con China para atraer a este país y detener a Rusia. Decía que muchos diplomáticos habían comparado la situación actual con la de los años 40, cuando los aliados necesitaban a Rusia para luchar contra la Alemania nazi.

El periódico afirmaba que, aunque es poco probable que Beijing proporcione armas rusas, si queremos embargar completamente la energía rusa, debemos contar con la ayuda de China. Decía que las relativamente buenas relaciones entre China y Rusia ayudarían sin duda a una solución negociada de la crisis en Ucrania.

Sin embargo, el periódico austriaco Der Standard adoptó una posición contraria. En un artículo titulado “China es una esperanza engañosa”, el periódico señalaba que incluso si China puede detener la invasión rusa de Ucrania, no aceptará los valores occidentales. El artículo afirmaba que, una vez terminada la guerra en Ucrania, Occidente debe atenerse a sus valores de democracia.

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.