Este sábado 24 de julio quedará en la historia cuando la humanidad despertó contra las tiranías de los gobiernos que usaron la pandemia como excusa para promover sus agendas totalitarias de control de la sociedad.

Las ciudades de París (Francia), Roma (Italia) y Sydney (Australia) se convirtieron en los principales focos de protestas contra el “pasaporte de vacunación” que están implementando los gobiernos en todo el mundo, que requiere que la población presente un certificado de vacunación contra el coronavirus para asistir a lugares cerrados o incluso a lugares públicos como parques o conciertos al aire libre.

Esta medida está siendo impulsada por la misma Unión Europea, que exige a los países miembros que implementen un “Pase Verde” para que los ciudadanos no vacunados puedan gozar de sus derechos.

Las marchas empezaron en Francia, gracias a las movilizaciones de la “Asamblea contra el Pasaporte Sanitario”, y en Italia, gracias al “Movimiento Día Sin Miedo”, que prometieron protestas ininterrumpidas hasta que los respectivos gobiernos desistan con su tiranía sanitaria.

Le recomendamos: AMENAZA de ATAQUE NUCLEAR sobre JAPÓN |¿Se viene la 3ª Guerra Mundial?

Ad will display in 09 seconds

Estos movimientos tuvieron gran repercusión en Australia, donde cientos de miles de personas marcharon desde el Victoria Park de Sydney hasta el Ayuntamiento en el distrito central de negocios, portando carteles que pedían “libertad” y “que se sepa la verdad”, en referencia a los orígenes del coronavirus.

Hubo una fuerte presencia policial en Sydney, incluida la policía montada y agentes antidisturbios en respuesta a lo que las autoridades dijeron que era una “actividad de protesta no autorizada“. La policía reprimió fuertemente a muchos de los presentes y luego confirmó que se habían realizado varias detenciones.

Pero esto no quedó ahí. En ciudades como Amsterdam (Holanda) o Dublín (Irlanda) se llevaron a cabo enormes manifestaciones por la misma causa, en dos países que hasta ahora habían acatado todas las ordenes sanitarias sin protestar, lo cual indica un nivel de hartazgo general.

Fuente: La Derecha Diario