LONDRES (Reuters) – La policía londinense respondió el viernes a reportes de disparos en Oxford Street, pero luego dijo que no se había producido ningún incidente con armas en la zona, que estaba llena de compradores que buscaban aprovechar las ofertas del “Black Friday”.

La Policía Metropolitana informó que no había hallado evidencia de disparos o heridos y que el incidente, que duró alrededor de una hora, había terminado.

“Dada la naturaleza de la información recibida, la policía respondió como si el incidente fuera terrorista, incluyendo el despliegue de oficiales armados”, sostuvo la fuerza en un comunicado.