Redacción BLes– El gobierno izquierdista de Italia gastó 1,57 mil millones de euros en suministros médicos de compañías chinas durante la pandemia del virus PCCh, a pesar de que fue el régimen chino quien intencionalmente dejó salir a 5 millones de chinos de Wuhan a Europa y resto del mundo, causando la crisis sanitaria en estos países.

Desde el 21 de enero hasta el 17 de noviembre, reportó Breitbart, Italia gastó 1,57 millones de euros en insumos médicos y otros ítems de compañías chinas un accionar polémico, ya que además de que estos insumos médicos chinos fueron denunciados por ser defectuosos o directamente inservibles, la razón que inicialmente llevó a varios países en el mundo a abastecerse de estos, fue el mal accionar de la dictadura comunista china.

Giorgia Meloni, líder del partido conservador nacional Hermanos de Italia cuestionó al gobierno que ciertamente muestra una ausencia de consideración hacia su propia gente.

“La desgracia dentro de la desgracia es que mientras teníamos que enfrentar una emergencia sanitaria, social y económica, el gobierno estaba totalmente subordinado a los intereses extranjeros”, dijo Meloni.

“Esta es la peor clase política de la historia de la república italiana: incapaz, sin visión, esclavizada a los intereses extranjeros, y motivada solo por el deseo de tener una carrera y asegurar sus escaños”, añadió.

La perversión del régimen comunista no fue motivo suficiente para que la clase política diga basta y denuncie al PCCh.

A principios del año 2020, antes que se declarara al virus PCCh una pandemia, el régimen comunista chino ya había comenzado a abastecerse de grandes cantidades de suministros médicos de primera necesidad y calidad de países como Australia, Estados Unidos, etc., ya sabiendo que habría una crisis sanitaria.

Le recomendamos:

DailyMail publicó un video donde se puede observar un cargamento de 90 toneladas de suministros médicos en Australia siendo transportados a China el 8 de febrero.

Del mismo modo, según un reporte de Newsmax, Beijing compró 17,6 millones de suministros médicos de primera necesidad a los Estados Unidos antes de la pandemia, pues el gobierno de Trump consideró que eso ayudaría a que China contuviera el virus dentro de sus fronteras.

Sin embargo, no fue así. Luego del brote inicial en la provincia de Wuhan, China cerró sus fronteras locales, pero dejó que 5 millones de chinos de Wuhan volaran a Europa, y de hecho, muchos de ellos fueron a la provincia de Lombardía, donde fue el brote inicial más fatal de Italia para que luego la enfermedad se esparciera por España y el resto de Europa.

El plan del régimen comunista no terminó allí. Cuando el mundo entero necesitó suministros médicos, Beijing comenzó a vender sus productos defectuosos en todo el mundo.

Según un informe de la BBC del 30 de marzo España, Holanda y Turquía denunciaron que tanto máscaras como kits de testeo chinos no funcionaban debidamente, no obstante a pesar de todos esto datos otros países como Argentina que también tiene un gobierno socialista gastaron hasta 10 millones de dólares en suministros médicos chinos aun cuando los contagios empezaron recién a partir de mayo.

Cuando estos productos chinos son defectuosos, cuando fue el mismo régimen chino que permitió que una epidemia se convierta en una pandemia, cuando Beijing compró primero los mejores productos médicos de países avanzados para luego vender sus porquerías, ¿por qué estos gobiernos siguen dando vida al PCCh? Estas acciones solo demuestran una completa desconsideración por la vida de su propia gente.

Hasta el día de hoy, salvo el gobierno australiano y la administración de Trump quien directamente culpó al PCCh de la pandemia, no hubo más países que pidieran públicamente una investigación sobre el origen del virus PCCh para finalmente responsabilizar al régimen comunista de sus crímenes.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com