Pánico masivo estalló la semana pasada en el Reino Unido luego de que el gobierno de Boris Johnson obligara a descargar una aplicación que suena con un “PING” cuando detecta que hubo un contacto estrecho de Covid.

Los británicos están viviendo un infierno en plena pandemia, pero no por el virus que vino de China si no por las insólitas medidas del gobierno para evitar contagios.

Suena un “PING” en altavoces desde el celular por una App del Estado ante un contacto estrecho y la orden es clara: “Usted debe aislarse hasta el 30 de julio hasta las 20 horas y 10 minutos”.

Tener esta aplicación en el celular cuando uno sale a la calle es una orden del NHS, el servicio de salud público británico, para todos los británicos. Esta medida fue publicitada como algo de lo que “no se salva nadie“. Según el anuncio, ni siquiera el primer ministro británico Boris Johnson ni el Secretario de las Finanzas, Rishi Sunak, pueden no tener esta aplicación encima cuando salen de sus residencias.

La aplicación NHS Covid App requiere que uno ponga su número de identidad, y ésta registra a todas las personas que den positivo de coronavirus. De esta manera, si tu celular registra que estuviste a menos de 1,5 metros de otro celular perteneciente a una persona que luego dio positivo, te dirá inmediatamente que te debes auto-aislar.

Según Boris Johnson, la Policía no va a estar controlando para obligar a la gente a aislarse voluntariamente, pero que le pide “por favor respete el ‘Ping’ y haga caso“.

En los primeros días de implementación, la aplicación de celular generó un pánico masivo, especialmente en ciudades densamente pobladas como Londres. Una ola de “pings” atacaron a la sociedad y millones de personas entraron voluntariamente en auto-aislamiento.

Esto ha generado problemas en las cadenas de suministro que no se veían desde el principio de la pandemia, con millones de trabajadores avisando que faltarían al trabajo porque se enteraron que estuvieron con un contacto estrecho.

Pero no es solo ese sector. Las cartas no llegan porque los carteros están autoconfinados. Los matarifes tienen problemas de faenamiento de carne porque su personal no puede trabajar. La seguridad en el aeropuerto londinense de Heathrow está afectada porque el personal está en buena parte aislado. Toda la vida cotidiana de los británicos se ha visto afectada por la “pingdemic”.

Co-Op, uno de los mayores almacenes cooperativos en Gran Bretaña, al igual que el supermercado Lidl, anunció que la introducción de la App ha generado un problema de base y que podrían cesar operaciones totalmente si la gente se sigue teniendo que auto-aislar. “La situación se vuelve cada vez más difícil y tiene un impacto en las operaciones”, anunciaron esta semana.

También le recomendamos: ¿Colapsan las Tres Gargantas? 4 presas ya se derrumbaron y se teme lo peor (Video)

Ad will display in 09 seconds

Andrew Opie, el director de alimentos y sustentabilidad en el British Retail Consortium, que representa a los supermercados, alertó: “La Pingdemic está poniendo presión sobre la habilidad para mantener horarios y los estantes con stock. El gobierno debe actuar rápido y ajustar este método de detección”.

Luego del pánico inicial, los británicos han lanzado campañas en contra de esta aplicación. #DeleteTheApp ha sido tendencia en Twitter por varios días seguidos, y aunque no hay forma de saber si la aplicación ha sido eliminada de un celular, una reciente encuesta de YouGov sugirió que uno de cada diez usuarios ha eliminado la aplicación en la última semana.

Fuente: Derechadiario.com.ar