El nuevo líder del Partido Conservador defiende el libre mercado, el recorte de impuestos y apoyó las protestas de los camioneros del año pasado contra Trudeau. Además, está casado con una venezolana, lo que le ayuda a potenciar su imagen entre las comunidades hispanas.

Tiene 43 años, se convirtió en el nuevo líder de los conservadores y quiere hacer de Canadá «el país más libre del mundo». Se trata de Pierre Poilievre, siete veces diputado, exministro y potencial contrincante del actual primer ministro Justin Trudeau para las elecciones de 2025.

Si Canadá quedara bajo su dirección, podría dejar atrás el progresismo con tinte socialista que ha impreso Trudeau al país en los últimos años y que reventó con una protesta de camioneros en 2021 por las estrictas restricciones sanitarias en el marco de la pandemia. Ante los reclamos, Trudeau impuso todavía más prohibiciones respecto a las libertades individuales.

Pierre Poilievre apoyó aquellas movilizaciones de camioneros. Lo hizo con la misma firmeza con la que defiende la necesidad de recortar impuestos, garantizar el libre mercado y la vehemencia con la que traza su posible plan de gobierno, basado en el lema «tu sueldo, tu pensión, tu vivienda y tu país».

La economía estará entre sus prioridades. «Hoy, la gente siente que ha perdido el control de su bolsillo y de su vida. Esta noche comienza el camino para sustituir a un viejo gobierno que les cuesta más y les da menos», dijo el nuevo líder de la oposición en la Cámara de los Comunes cuando se dieron a conocer los resultados de la elección. No solo eso, su pareja es una venezolana que conecta con la comunidad migrante en el país. sobre todo con los hispanos.

Aunque faltan tres años para las próximas elecciones federales, Pierre Poilievre prevé que los canadienses apoyarán al Partido Conservador por estar cansados de que el gobierno liberal «se burle de ellos». Su forma de hacer política ha sido comparada incluso con la del republicano y expresidente estadounidense Donald Trump.

Los planes de Pierre Poilievre

Su experiencia como integrante de la Cámara de los Comunes desde 2004 y su papel como ministro de Estado para la Reforma Democrática (de 2013 a 2015), además de dirigir el Ministerio de Empleo y Desarrollo Social en 2015, le han servido para entender lo que necesita el país vecino de Estados Unidos.

Con base en su experiencia profesional, una de sus promesas es destituir al gobernador del Banco de Canadá, Tiff Macklem, debido al aumento de la inflación. También se ha referido al Foro Económico Mundial que se celebra en Suiza y el cual ha demostrado ser un espacio donde se traza una coartada globalista contra la soberanía de las naciones e individuos. Pierre Poilievre adelantó que si es electo primer ministro, no enviará comisión a dicho evento.

Si hay algún contraste con el expresidente Donald Trump es que el actual líder opositor canadiense tiene un punto de vista más laxo sobre el aborto. Asegura que bajo su gestión no presentaría leyes que lo limiten. Aún así, desde sus discursos hasta en redes sociales —en mensajes en inglés y en francés— deja ver su posición sobre las imposiciones del Estado cuando atentan contra sus ciudadanos.

«Estamos ganando. Ni siquiera llevo dos semanas como líder y Trudeau está retrocediendo en sus mandatos de vacunas no científicas y haciendo que la desastrosa ArriveCAN sea voluntaria», dijo sobre la aplicación móvil del gobierno federal para mostrar el certificado de vacunación.

Esposa venezolana

Pero su visión de país no es el único motivo por el que Pierre Poilievre está acaparando titulares. Su pareja venezolana, Anaida Galindo, es otra razón que contribuye a su popularidad.

Se trata de una caraqueña con título de la Universidad de Ottawa, cuya carrera política comenzó en 2008 (casi a sus 20 años) trabajando para miembros del Senado canadiense. Para el año 2013 se unió el equipo del conservador Claude Carignan, entonces líder del gobierno en la Cámara alta. Su entorno profesional la llevó a conocer a Poilievre hasta que se casaron en el año 2017.

Galindo emigró con su familia de clase trabajadora a Canadá en 1995. Esos orígenes los relató cuando acompañó a su esposo la noche de las elecciones el 10 de septiembre. El matrimonio será la imagen de los valores familiares que destacará el conservadurismo canadiense.

Por ahora, Pierre Poilievre parte desde una buena posición. Posee 57 % de apoyo entre los conservadores, de acuerdo con una encuesta de Ipsos. Mientras que la brecha de popularidad con Trudeau es de apenas tres puntos.

Eso puede cambiar en tres años.

Por Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.