Redacción Bles – A primera hora del 24 de agosto de 2018, la Policía Local de Borriana, un municipio de la Comunidad Valenciana, en España, pudo localizar a un anciano de 75 años con alzhéimer que había desaparecido de su residencia, el día anterior en la tarde. Un perro callejero fue quien cuidó al señor durante la noche.

Según el diario local El Levante, el hombre fue hallado en el paraje del Molí del Arròs o Farinera, próximo al enclave de La Bota. La misma familia fue quien denunció su desaparición al ver que ya era noche y no llegaba a la casa. El anciano estaba pasando unos días con sus parientes y posiblemente se desorientó y en unos minutos se perdió en el pueblo. Durante toda la noche y la madrugada no tuvieron ninguna noticia de él.

En la búsqueda participaron las policías de poblaciones vecinas y la Policía Local de Burriana, junto con la Guardia Civil, quienes peinaron el área, con la dificultad de la oscuridad nocturna.

Pero en medio de toda esta preocupación, surgió un pequeño ‘milagro’, el cual fue que, Francisco, el hombre perdido, encontró un ‘ángel de la guarda’, un perro sin dueño que lo acompañó toda la noche, dándole calor, hasta antes de las ocho de la mañana, cuando la policía los encontró.

El perro es un mestizo mediano. Inicialmente el can pasó desapercibido, pero pronto los agentes notaron que este estaba muy pendiente del anciano, quería permanecer a su lado, como si fuera el responsable de la seguridad de su nuevo amigo.

A pesar de los esfuerzos del animal, el hombre presentaba signos leves de hipotermia y desorientación, por lo cual necesitó asistencia sanitaria inmediata. Pero el perro se negaba a abandonar a Francisco e insistía en subirse a la ambulancia para acompañarlo.

Sin embargo, como el animal no pertenecía al anciano, los agentes contactaron a las protectoras de animales para intentar dar acogida al perro, pero no fue necesario: la familia de Francisco, agradecida por la acción del perro, se ofreció a adoptarlo, para lo cual se puso en contacto con la Policía Local. Deben empezar por ponerle un nombre, y llevarlo a su nuevo hogar.

El medio Levante indicó que el concejal de Policía Local en Burriana, Javier Gual, expresó la “alegría y gratitud” a los agentes por localizar sano y salvo al hombre desaparecido, “incluso esta vez contando con una colaboración improvisada y tan especial como la del perro para un final tan feliz de esta historia”.

La nobleza y solidaridad desinteresadas de este animal encontraron una recompensa bien merecida: ser acogido por una familia amorosa dispuesta a quererlo y protegerlo.

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Cultura? ¡Suscríbete!