Redacción BLes– Indonesia, el país asiático que ha superado a la India como nuevo epicentro del COVID-19 este mes de julio, está viendo morir a sus médicos a causa del virus.

En dos semanas de julio, Indonesia ha perdido ya 114 médicos a causa del virus. En comparación con la cifra global de 545 médicos fallecidos desde la llegada de la pandemia, este número equivale a más del 20% del total de víctimas mortales, según declararon las autoridades indonesias en una conferencia de prensa virtual y que recoge Reuters.

A finales del mes pasado, el número de trabajadores médicos fallecidos a causa del virus del Partido Comunista Chino (PCCh) o COVID-19, en general, se acercaba a los 1.000 casos, señaló Al Jazeera. En Java Central, cientos de médicos y trabajadores sanitarios vacunados siguen dando positivo en las pruebas del virus.

Esta tasa es alarmante porque el 95% de los médicos indonesios están vacunados contra el virus, lo que hace saltar la alarma sobre la eficacia de la vacuna Sinovac, suministrada por la empresa china, de la que depende Indonesia.

Le recomendamos: Funcionarios de OBAMA podrían IR A PRISIÓN | BOMBA del representante Nunes

Ad will display in 09 seconds

Siendo el cuarto país más poblado del mundo, con más de 270 millones de habitantes, Indonesia, durante la última semana, ha alcanzado un deprimente récord diario de 57.000 nuevas infecciones, lo que supone un aumento de siete veces con respecto al mes anterior. Mientras tanto, desde principios de julio, las víctimas mortales se han duplicado en proporción, hasta alcanzar aproximadamente 1.000 al día, señaló Al Jazeera.

La carga de nuevos pacientes infectados al día, y la terrible realidad de que los trabajadores médicos están muriendo, ha llevado a un alto funcionario de la Asociación de Médicos de Indonesia (IDI) a decir que su sistema sanitario está al borde del colapso.

“Estamos preocupados por la posibilidad de un colapso funcional”, dijo Mahesa Paranadipa. “Estos son los datos reportados, aún no los datos que pueden no haber sido reportados a nosotros”.

Según Lapor COVID-19, un grupo nacional que recoge datos de la comunidad, 625 personas fallecieron a causa del virus fuera del hospital, muchas de ellas en régimen de autoaislamiento.

Según una actualización de la cadena estatal Antara News que recoge la CNN, 90.000 de las 120.000 camas hospitalarias de Indonesia están ocupadas. Al igual que las circunstancias de la India, a finales de junio, el país fue testigo de un aumento vertiginoso de los precios del oxígeno, y varios hospitales parecen haberse quedado sin suministro.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.