Los bolsillos del comunista Pablo Iglesias, líder de Podemos, no saben de crisis ni austeridad. El vicepresidente segundo del Gobierno español, que dejará su cargo la próxima semana para competir por la Comunidad de Madrid, lo hará con su patrimonio millonario valorado en 539.880 euros y deudas contraídas por un importe de 231.156, superior al patrimonio del presidente Pedro Sánchez.

Estas cifras resultan de la suma de las diversas categorías como bienes inmuebles, depósitos en cuentas corrientes o de ahorros, acciones y participaciones en el capital social o en el fondo patrimonial de entidades jurídicas negociadas, deuda pública, obligaciones, bonos, participaciones en capital social o en fondos propios de entidades jurídicas no negociadas, seguros de vida y planes de pensiones, así como otros bienes y derechos de contenido económico.

La emisión de los números a cargo del Boletín Oficial del Estado destapan que Iglesias tiene bienes inmuebles por un valor de 233.282,15 euros y un saldo bancario de 111.098 euros, junto a un seguro de vida y planes de pensiones cuantificados en 187.500 euros y otros bienes cuyo importe se cifra en 8.000 euros, afirma El Heraldo.

Un comunista más rico que el presidente y tres vicepresidentes

Los números del patrimonio de Iglesias revelan que el líder socialista de la tolda morada cuenta con más patrimonio que tres vicepresidentes del Ejecutivo: Carmen Calvo, Nadia Calviño y Teresa Ribera, quienes cifran su patrimonio entre los 335.000 y los 466.000 euros, afirma El Mundo.

Pero Iglesias al declarar activos por un valor de 539.880,25 euros y una deuda de 231.156,5 euros supera hasta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien según el Boletín Oficial del Estado acumula bienes por un valor de 372.979,36 euros y una deuda de 161.329,35 euros.

¿Cómo multiplicó Iglesias su patrimonio si entró a la política en 2014 con tan sólo 45000 euros? Es la pregunta que espera respuesta porque “para pedir transparencia y explicaciones hay que empezar por darlas”, sentencia en Twitter Ramón Espinar, su antiguo aliado y compañero en Podemos.

Su postura es que “la transparencia se ejerce primero y se exige después” y “Podemos tiene que asumir que forma parte del juego democrático”

Una pareja con alta rentabilidad

Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, pareja de Iglesias y madre de sus tres hijos, declaró bienes por un valor de 629.969,82 euros, de los que 187.000 están destinados a un plan de pensiones o seguro de vida, y otros 230.000 han sido declarados como pasivos.

Significa que la pareja amasa más de 1,6 millones de euros en bienes juntos con un ahorro entre cuentas corrientes, seguros y planes de pensiones.

Frente a ello, mantienen un endeudamiento de 462.312 euros, lo que arroja un patrimonio neto de 707.537 euros. En su declaración de bienes en el Congreso tras ser elegidos en 2019, tanto Iglesias como Montero admitieron que debían 467.657 euros del préstamo hipotecario de 540.000 euros que pidieron en mayo de 2018 para comprar a medias la casa de Galapagar en la que viven.

Ahora, la deuda que declaran entre ambos es de 462.312 euros, un importe ligeramente inferior a la cifra declarada hace dos años.

Además de esta vivienda, Iglesias también declaró en el Parlamento que poseía una segunda propiedad en Ávila, de la que es propietario al cien por cien, 114.000 euros depositados en cuentas bancarias, una motocicleta adquirida en 2012 y el coche de 2017. Incluía en esa declaración la percepción de 46460 euros procedentes de actividades económicas.

Los más ricos

Detrás de las cifras está su significado: Pablo Iglesias pertenece a la élite mundial de mayor renta por su nivel de ingresos anuales que le sitúa entre el 1 % más rico de España, un segmento privilegiado en el que, según Eurostat, figuran quienes ganan más de 52846 euros anuales.

Por otro lado, su patrimonio también revela su vida de privilegios al insertarlo dentro del 7 % de la población que tiene un patrimonio valorado en más de 100.000 euros, revela Credit Suisse.

En contraste, Pablo Iglesias ha dicho que “los fondos europeos no pueden ir a parar a las mismas oligarquías de siempre para hacer lo de siempre”.

Gabriela Moreno – Panampost.com