Redacción BLes – El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo recientemente que la OTAN está en “estado de muerte cerebral”. Pero, ¿es así? Los números demuestran que, por el contrario, el tratado militar está hoy más fuerte que nunca. Eso sí, están cambiando las reglas de juego y tal vez eso es lo que incomoda a algunos líderes de la Unión Europea y a los grandes medios de comunicación.

Cabe mencionar que la Organización del Tratado del Atlántico Norte fue creada para proteger a Europa Occidental, con el apoyo de Estados Unidos y los países libres, del peligro que representaba la Unión Soviética.

Se acordó financiar el despliegue de la fuerza militar con un determinado porcentaje del PBI de cada país (en la cumbre de Gales de 2014, por ejemplo, se acordó dedicar el 2% del producto bruto a la defensa). 

Sin embargo, luego de la disolución de la URSS en 1991, y sin la amenaza nuclear de Moscú, Washington siguió destinando una gran cantidad de recursos para ayudar a sus aliados, al tiempo que los países europeos comenzaron a bajar paulatinamente sus gastos en defensa.

Esta situación continúo hasta enero de 2017. En efecto, desde que asumió, el presidente Donald Trump no ha dejado de exponer cómo los socios del viejo continente se han beneficiado en estos años de los cuantiosos aportes de Estados Unidos, ante el accionar pasivo de las anteriores administraciones de la Casa Blanca.

Ciertamente, los constantes cuestionamientos de Trump han roto el status quo de Bruselas. Pero, al mismo tiempo, ante la evidente falta de proporcionalidad entre los distintos aportes a la organización, las naciones europeas comenzaron a destinar cada vez un mayor porcentaje de su PBI a lo que, en definitiva, es su propia defensa.

En ese marco, los grandes medios de comunicación, aliados al ‘establishment’ político, económico y militar, han tratado de presentar la postura de Trump como irresponsable, a favor de Rusia y de traición a sus aliados.

Es curioso ver cómo, por ejemplo, cuando el exjefe del Pentágono, James Mattis, dejó su puesto, una periodista de MSNBC trató de interrogarlo para que hablara mal de la estrategia de la Casa Blanca. Sin embargo, el exsecretario de defensa fue muy claro:

“Cuantitativamente, la OTAN es realmente más fuerte hoy”, reconoció Mattis.

Esta semana, el presidente Trump viajó a Londres para participar de la cumbre que conmemora el 70º aniversario de la OTAN.

Pero el contexto ha cambiado: los países miembros ya han aportado más de 130 mil millones de dólares extra.

Y ciertamente lo que demuestra que hoy la situación es totalmente distinta son las propias declaraciones de sus referentes:

Mientras Macron sentenció a muerte el tratado militar, Trump calificó sus palabras de “insultantes“, tras reunirse con el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg.

Es que, en este escenario, ciertamente las palabras del presidente francés quedan sin fundamento, al tiempo que dejan en evidencia que, junto a otros líderes europeos, siguen operando bajo otros intereses mientras Trump realmente busca mejorar la cooperación del mundo occidental.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: ¿Por qué el primer año de la presidencia de Donald Trump es considerado un hito histórico?

videoinfo__video2.bles.com||b6284fcbc__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.