Redacción BLes – Buena parte de las instituciones afiliadas a la Organización de Naciones Unidas muestran vínculos estrechos con regímenes comunistas.

Especial preocupación suscita la presencia de directivos con afiliación marxista y la preponderancia que tienen los países comunistas en la Organización Mundial de la Salud y en el Consejo de Derechos Humanos.

Si bien esta infiltración se ha ido profundizando a lo largo de décadas, en el último tiempo ha sido en buena parte develada y no son pocas las naciones que ya han mostrado su enérgico rechazo.

Cada vez son más fuertes las voces de protestas hacia las polémicas políticas del Partido Comunista de China que suelen influir en las decisiones de instituciones de la ONU.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.