Redacción BLes – Funcionarios de salud de Taiwán afirmaron que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ignoró sus advertencias en diciembre de 2019 de que el virus del PCCh (coronavirus de Wuhan) podría propagarse entre las personas.

Los taiwaneses advirtieron a la OMS en diciembre de 2019 sobre una posible transmisión del virus de persona a persona después de enterarse de que el personal médico de China continental se estaba enfermando, pero la organización no compartió la información, informó el Daily Caller, citando un informe publicado el viernes 20 de marzo en el Financial Times.

“Aunque el sitio web interno [del Reglamento Sanitario Internacional] proporciona una plataforma para que todos los países compartan información sobre la epidemia y su respuesta, ninguna de las informaciones compartidas por los [Centros para el Control de las Enfermedades] de nuestro país se está colocando allí”, dijo el vicepresidente de Taiwán, Chen Chien-jen, al Times.

“La OMS no pudo obtener información de primera mano para estudiar y juzgar si hubo transmisión de humano a humano de COVID-19. Esto la llevó a anunciar la transmisión de persona a persona con un retraso, y se perdió la oportunidad de elevar el nivel de alerta tanto en China como en el resto del mundo”, añadió Chen.

En respuesta, la OMS sostuvo que tenía que “celebrar debates francos y abiertos sobre cuestiones a veces delicadas” y “respetar la confidencialidad de esas comunicaciones”.

Ignorando la alarma de Taiwán, la OMS el 14 de enero repitió como un loro las afirmaciones de China de que el virus del PCCh no se transfería entre los humanos.

Bajo la presión china para evitar que Taiwán participara en organizaciones internacionales, la OMS no permitió que Taiwán asistiera a las sesiones informativas de emergencia del 21 de enero para determinar si el brote del virus del PCCh se convertiría en una crisis internacional.

A pesar de su proximidad con China, con sus primeras medidas enérgicas para frenar la propagación del virus, Taiwán solo ha tenido 195 casos confirmados y dos muertes, según los últimos datos.

La relación entre el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y Beijing puede arrojar algo de luz sobre la decisión de la organización de atenerse a las advertencias de Taiwán.

Ghebreyesus ha elogiado repetidamente a China por su “transparencia” en su manejo del brote del virus del PCCh, que se ha cobrado miles de vidas en todo el mundo y ha sacudido la economía mundial.

“Por primera vez, #China no ha reportado ningún caso doméstico de #COVID19 ayer. Este es un logro asombroso, que nos da a todos la seguridad de que el #coronavirus puede ser vencido”, escribió Ghebreyesus el viernes.

Ghebreyesus, ex ministro de salud de Etiopía, fue elegido para ocupar su puesto en la OMS en 2017. La economía de su país de origen ha dependido en gran medida de China durante más de una década, y Beijing ha invertido millones de dólares en la investigación de megaproyectos, incluido un nuevo estadio deportivo nacional de 160 millones de dólares en Addis, la capital de Etiopía, informó Fox News.

China también invirtió 2.900 millones de dólares del proyecto ferroviario de 3.400 millones de dólares y construyó la primera autopista de seis carriles de Etiopía, convirtiéndose en el mayor socio comercial del país. Sin embargo, el resultado de los proyectos no cumplió el objetivo de Beijing y China podría retirarse del país, y eso es algo que Ghebreyesus probablemente no quiere ver.

El director general de la OMS también ha recibido críticas después de ordenar una investigación interna de su propia organización por las acusaciones de racismo, sexismo y profunda corrupción del año pasado.

El 11 de marzo, la OMS finalmente declaró al Virus CCP una pandemia global después de que se extendiera en más de 110 países y territorios alrededor del mundo. Hasta el lunes 23 de marzo, el virus ha cubierto 192 países, infectando a más de 340.000 personas y causando casi 15.000 muertes.

“La pandemia de coronavirus ha demostrado que Tedros no está en condiciones de liderar la OMS. Debido a su liderazgo, el mundo puede haber perdido una ventana crítica para detener la pandemia o mitigar su virulencia”, escribieron Bradley Thayer, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Texas, San Antonio, y Lianchao Han, vicepresidente de Iniciativas de Poder Ciudadano para China.

“El mundo está luchando ahora contra el aumento de las infecciones y muchos países han impuesto restricciones. Como líder de la OMS, Tedros debería rendir cuentas por su papel en la mala gestión de los esfuerzos para controlar la propagación del virus”, añadieron.

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds