Cinco nuevos muertos en un atentado en Bnei Brak esta noche. Se especula que nuevamente fue un atentado de ISIS, en “celebración” del Ramadán.

A medida que se acerca Ramadán crecen los ataques terroristas islámicos. La semana pasada vio dos extraños ataques de ISIS en Israel con 6 muertos y varias decenas de heridos. Hoy, dos nuevos ataques suman cuatro atentados en siete días y por lo menos 11 muertos, la semana más sangrienta en años para el país judío.

En el ataque de hoy, en la ciudad haredi de Bnei Brak, justo en las afueras de Tel Aviv, dejó 5 israelíes muertos. El tiroteo se informó por primera vez alrededor de las 8:00 p. m. en la calle HaShnaim.

Una persona fue encontrada muerta en un automóvil y otras dos personas fueron asesinadas a tiros en una acera cercana. Otra persona fue encontrada muerta en la calle Herzl, perpendicular a la calle HaShnaim. Un video que circuló en las redes sociales mostró a un hombre gritando en árabe y disparando a personas aleatorias con un rifle de asalto en una calle residencial.

El terrorista islámico fue asesinado a tiros por un policía que llegó al lugar en una motocicleta. El propio oficial que lo abatió recibió disparos del árabe y fue evacuado al Centro Médico Rabin-Campus Beilinson en estado crítico, donde murió a causa de sus heridas poco después, convirtiéndolo en la quinta víctima.

Ola de terrorismo islámico en Israel

El tiroteo en Bnai Brak fue el último ataque de una nueva ola de terrorismo, marcada por el apuñalamiento de cuatro israelíes en Beersheba la semana pasada y el tiroteo de dos policías fronterizos en Hadera el domingo por la noche.

El terrorista en esta oportunidad fue identificado como Dia Hamarsha, de 27 años, del pueblo de Ya’bad en el norte de Cisjordania, cerca de Jenin. Se especula su adhesión al grupo jihadista ISIS (Estado Islámico).

Como los perpetradores de los anteriores ataques, Hamarsha tiene un extenso prontuario. Fue encarcelado durante medio año en 2015 por tráfico ilegal de armas y luego por revelarse su afiliación a un grupo terrorista, probablemente alguna rama de ISIS. También, había estado encarcelado por trabajar ilegalmente en una obra de construcción en Bnei Brak. Preocupa que estas personas que deberían haber permanecido tras las rejas estén en libertad.

La reacción palestina

En una declaración inusual, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abáscondenó el ataque terrorista, informaron los medios israelíes. Históricamente, los palestinos que cometen estos actos son condecorados como héroes por las autoridades árabes.

El asesinato de civiles israelíes y palestinos solo conducirá a un deterioro de la situación antes del Ramadán”, dijo el jefe de la Autoridad Palestina. “Estamos tratando de obtener algo de estabilidad“.

Sin embargo, Abás también advirtió contra el uso del ataque como justificación de la violencia de los israelíes contra los árabes en Cisjordania. “Este círculo de violencia demuestra que la paz verdadera y duradera es la única solución para mantener la seguridad y la estabilidad de nuestros pueblos”.

A pesar de que Hamás celebró los tres ataques e incluso trató de adjudicárselos, aunque hay extensa evidencia de que fueron cometidos por “lobos solitarios” de ISIS, la Autoridad Palestina y los miembros de Fatah, el partido político y organización terrorista de Abás, rechazan cualquier actividad de ISIS en Israel.

Esto marca un importante cambio de rumbo, ya que quiere decir que los palestinos no celebran cualquier derramamiento de sangre de judíos, si no que solamente apoyarán los ataques que coordinan ellos. Una transición importante de una guerra religiosa a una guerra política.

Fuente: derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.