La policía golpeó a una doctora hasta que no pudo caminar e intentaron enterrar vivo a su marido, solo por ser practicantes de Falun Dafa, una disciplina espiritual de la Escuela Buda.

La mujer de 66 años de la ciudad de Haining provincia de Heilongjiang, fue golpeada hasta morir por las autoridades Partido Comunista Chino y luego murió el 2 de julio de 2020.

El régimen comunista chino viene persiguiendo a practicantes de Falun Dafa, también conocida como Falun Gong desde 1999.

La Sra. Wang Shukun era doctora en el hospital de la ciudad de Hailin. No había ido a trabajar durante meses debido al brote epidémico del coronavirus.

A finales de junio de 2020 recibió una llamada de Han Yan secretario del hospital y le informo que el Director General del hospital Chen Guangqun, la estaba buscando. La Sra. Wang pensó que el hospital estaba haciendo los arreglos para que ella regresara al trabajo.

Cuando llegó al hospital; los oficiales de policía de la comisaría de la ciudad de Hailin No. 1 la estaban esperando. Los oficiales querían obligarla a escribir declaraciones para renunciar a practicar Falun Dafa.

Sra. Wang Shukun. (Cortesía de Minghui.org)

Como informó Minghui.org, cuando la Sra. Wang se negó a firmar las declaraciones. La policía comenzó a golpear a la mujer de 66 años. Amenazaron con que si ella no firmaba las declaraciones buscarían a otros para falsificar las declaraciones en su nombre.

Mientras la golpeaban, la policía también le exigió que firmará declaraciones de que su esposo, el Sr. Yu Xioapeng que también practicaba Falun Dafa dejaría de hacerlo.

El Sr. Yu Xioapeng, cirujano del mismo hospital se había convertido en un objetivo para las autoridades. Xioapeng se negó a fabricar registros médicos según las instrucciones del entonces Director General del hospital y fue despedido.

Dado que la Sra. Wang se negó a firmar las declaraciones, la policía continuó golpeándola durante varias horas hasta que sintió un dolor agonizante en el cuerpo, piernas y suplicó a los oficiales que la dejaran ir.

Los agentes estuvieron de acuerdo pero amenazaron con encontrarla nuevamente en unos días.

La Sra. Wang tuvo que gatear escaleras arriba hasta su apartamento donde su esposo notó que tenía moretones en todo el cuerpo. Estaba empapada en sudor y ambas rótulas estaban rotas.

De repente, la Sra. Wang estaba muy mareada con ganas de vomitar. Sufrió una hemorragia cerebral en la tarde del 1 de julio y falleció el 2 de julio aproximadamente a las 4:25 a.m. Su cuerpo fue incinerado el 4 de julio.

Después de la muerte de la Sra. Wang, la policía acosó continuamente a su esposo y lo amenazó con que si informaba la muerte de la Sra. Wang en el sitio web de Minghui, vendrían por él.

La policía entierra vivo al marido de la Sra. Wang.

El marido de la Sra. Wang; el Sr. Yu Xioapeng solía trabajar en el Hospital de la Ciudad de Hailin. Hace 29 años, un paciente que sufrió lesiones en el muslo murió tras un accidente durante la anestesia.

El marido de la Sra. Wang era el médico de guardia cuando ocurrió el incidente. El Director General del hospital, Luan Yuling lo presionó para que falsificara la causa de la muerte y dijera que el paciente murió por un sangrado excesivo debido a las lesiones en la aorta (arteria principal).

Cuando el marido de la Sra. Wang se negó a hacerlo fue despedido del hospital y durante los siguientes 29 años fue repetidamente a Beijing para apelar por su caso.

Para evitar que apelara la policía de Hailin intentó continuamente encontrar razones para arrestarlo.

También le recomendamos: OFRENDAS SANGRIENTAS – El SINIESTRO SECRETO detrás de la LONGEVIDAD de los LÍDERES COMUNISTAS CHINOS

Ad will display in 09 seconds

Según Minghui.org en un momento dado, los policías de Hailin siguieron al Sr. Yu Xioapeng a Beijing. Lo golpearon hasta dejarlo en coma. Pensando que estaba muerto intentaron enterrarlo en un área suburbana. Durante el entierro, el marido de la Sra. Wang se despertó de repente sorprendiendo a los oficiales que huyeron asustados.

Xioapeng declaró que después de que trataron de enterrarlo vivo la policía tuvo que inventar una nueva razón para ir tras él. Golpear a su esposa hasta la muerte fue el motivo que encontraron.

Fuente: es.faluninfo.net