En una reñida votación en el Parlamento, la Coalición por el Cambio logró destronar a Benjamín Netanyahu y hoy mismo asumió el nuevo gobierno liderado por el nacionalista Naftali Bennett, que rotará en 2 años con el izquierdista Yair Lapid.

Este domingo 13 de junio, por la noche de Israel y por la tarde en Argentina, el Parlamento israelí (Knéset) aprobó la asunción del nuevo gobierno de la Coalición por el Cambio, que agrupa partidos de izquierda y de derecha, unidos únicamente por su oposición a la figura del saliente primer ministro Benjamín Netanyahu.

En el evento, donde también juramentó el nuevo primer ministro, todo el nuevo gabinete y el nuevo presidente parlamentario, hizo presencia como último acto oficial el histórico presidente derechista Reuven Rivlin, que tendrá como sucesor al independiente Isaac Herzog.

Este extraño gobierno que asume tendrá mandato hasta 2025, y es el 36avo gobierno del Estado judío. Se compone por una alianza de ocho partidos que comprenden todo el espectro político, desde la izquierda laborista hasta la derecha nacionalista, pasando incluso por musulmanes conservadores.

Hoy mismo asumió el derechista Naftali Bennett como Primer Ministro, líder de la agrupación Yamina, y ex mano derecha de Netanyahu, a quien sucede en el cargo después de 12 años ininterrumpidos como jefe de gobierno de Israel. “Mi gobierno estará a la derecha de mi predecesor”, afirmó Bennett, tratando de traer calma a sus votantes que vieron con malos ojos su unión con la izquierda israelí para llegar al poder.

Según el acuerdo firmado, Bennett estará como premier los primeros dos años, y luego rotará con el centroizquierdista Yair Lapid, quien asumió hoy como Canciller, para concluir los últimos 2 años del mandato.

La Coalición por el Cambio ni siquiera logró una mayoría simple, ya que en la votación no llegó a los 61 votos afirmativos y tuvo que valerse de la abstención de un diputado del partido árabe Ra’am para imponerse.

La histórica votación, que salió 60 a 59, estuvo marcada por una fuerte tensión y enojo de los diputados del Likud, quienes abucheaban al grito de “traidores” a los legisladores de Yamina en el debate previo por haber roto negociaciones con Netanyahu para formar este gobierno con partidos de izquierda.

También juramentó el nuevo Portavoz de la Knéset, quien preside el Parlamento. Este puesto quedará a cargo de Mickey Levy, miembro de Yesh Atid, el partido de Lapid, quién reemplazará a Yeriv Levin, del centro-derechista Likud de Netanyahu.

Así, como por sorpresa tras un gran acuerdo político, acabó el histórico gobierno de Benjamín “Bibi” Netanyahu, aclamado por muchos de sus seguidores como “Rey de Israel”.

También le recomendamos: Escalofriantes revelaciones de exagente de la CIA | se crían niños para venderlos a élites pedófilas (Video)

Ad will display in 09 seconds

Netanyahu supo gobernar en dos mandatos, uno corto de 1996 a 1999 y el más recordado y prolongado, de 2009 a 2021, 12 importantes años en los que renovó completamente al Estado judío, llevándolo a lo más alto del escenario político mundial, convirtiéndolo en la potencia militar indiscutida no solo de Medio Oriente si no que del mundo, y se va incluso habiendo salido primero en las elecciones y habiendo renovado el apoyo mayoritario de la gente.

A pesar de su enorme legado, Netanyahu también deja el gobierno habiendo generado una división social protuberante entorno a su figura. Sus 15 años en el poder le consiguieron un fanatismo importante de una buena parte de la población, que trasciende la izquierda o la derecha, mientras que también logró conseguir fuertes enemigos, tanto de partidos de izquierda como de derecha.

Como muestra de honor y respeto por el legado de Netanyahu, Bennett dijo que va a mantener en funciones al Secretario Militar Avi Blott y va a asesorarse con el mismo asesor de Seguridad Nacional de Bibi, Meir Ben-Shabbat.

Hasta el momento no se sabe los planes del implacable mandatario tras el fin de su gobierno, pero prometió que desde su lugar como diputado en la Knéset será el líder de oposición y trabajará para lograr elecciones anticipadas para poder volver al poder.

En una publicación en Instagram, Netanyahu dijo: “Esto con la cabeza en alto. Lideraré la oposición para derribar a este peligroso gobierno de izquierda, y con la ayuda de Dios va a pasar antes de lo que piensan”.

Por Derechadiario.com

Temas: