Redacción BLes– Nueva Zelanda sería el escondite elegido por algunos de los líderes del Partido Comunista de China (PCCh) para depositar las grandes fortunas obtenidas ilegalmente en su país, y para refugiar a sus hijos ilegítimos, sostiene el multimillonario chino Miles Guo, residente en Nueva York, EE. UU. 

Estas actividades estarían propiciadas por la infiltración del PCCh en el pequeño país, ubicado en el suroeste del océano Pacífico, de acuerdo con el medio alternativo GNEWS del 25 de agosto. 

Específicamente, Guo relata que a partir del 2013, muchos altos funcionarios chinos emigraron a Nueva Zelanda previendo que el nuevo líder Xi Jinping y su segundo al mando, Wang Qishan, iniciarían una purga de funcionarios corruptos.

En este sentido Guo señala que hasta 2014 solo había 7.200 chinos en Nueva Zelanda, pero en 2014 la afluencia de ellos alcanzó los 50.000, según los registros del departamento de inmigración de Nueva Zelanda.

Indica que uno de los líderes que inmigró fue Fang FengHui, un ex general de alto rango del Ejército Popular de Liberación, quien lo hizo para “ocultar a sus hijos ilegítimos”.

Después llegaron muchas de las personas adineradas de China, entre ellas Jack Ma de Alibaba, Wang Jian el ex CEO del grupo operador aéreo HNA, Chen Feng, el Presidente del grupo HNA.

También Ma Mingzhe, el ex Presidente y CEO de Ping An Insurance, un conglomerado empresarial dedicado al sector de los seguros y los servicios financieros.        

Otro de los magnates del PCCh con inversiones en Nueva Zelanda sería Sun Lijun, el ex Viceministro de Seguridad Pública, quien posee una docena de mansiones y un par de edificios de apartamentos, además de lingotes de oro y obras de arte obtenidas ilegalmente. 

De acuerdo con Guo serían más de mil los “altos funcionarios corruptos súper ricos del PCCh y sus empresarios afiliados” que trasladaron sus fortunas a Nueva Zelanda. 

En este sentido parece que pueden haber ayudado las influencias del PCCh en el pequeño país.

“Las actividades de influencia extranjera de China tienen el potencial de socavar la soberanía y la integridad del sistema político de los estados objetivo”, observó  la profesora Anne-Marie Bradly en una publicación titulada Armas Mágicas: Las actividades de influencia política de China bajo Xi Jinping, para el Instituto Kissinger sobre China y los Estados Unidos.

En este estudio Bradly señaló que para Jinping las actividades de influencia política eran una de las “armas mágicas” del PCCh, en su búsqueda de poder en el extranjero.

También destacó que la relación entre Nueva Zelanda y el PCCh eran tenidas por este como un modelo para los países occidentales. 

Por otro lado, dos diputados neozelandeses que se retiraron fueron acusados por sus estrechos vínculos con el PCCh. 

Son ellos, el diputado laborista Raymond Huo, acusado de tener estrechos vínculos con grupos del “frente unido” relacionado con el PCCh, y el diputado nacional Jian Yang, quien también se retiró de las elecciones, luego de ser objeto de las mismas acusaciones que Huo, informó el mes pasado el medio neozelandés Stuff.

Jose Hermosa – BLes.com